Cinco consejos para elegir una guardería para su gato

26 de marzo del 2018

¿Sale de viaje? Siga estas recomendaciones.

Cinco consejos para elegir una guardería para su gato

Sea por las vacaciones de Semana Santa, de mitad de año o de diciembre, en cualquier época del año en la que planee hacer un viaje, si tiene una mascota, debe pensar con anticipación en dónde o bajo el cuidado de quién dejará a su animal. En el caso de que necesite una guardería para gatos, es importante que tenga en cuenta algunas recomendaciones para que la experiencia no se convierta en un trauma para su felino.

Lo primero que debe saber es que los gatos son animales territoriales, a los que cualquier cambio en su hábitat les produce estrés. Por eso la primera opción siempre debe ser dejarlos bajo la supervisión de un familiar, de un amigo o de una niñera (o) que pueda pasar por su residencia para darles alimento, cambiarles el agua y limpiar la caja de arena. Así evitará desplazamientos que interrumpen su cotidianidad y pueden generar malestar en los animales.

Sin embargo, si esta alternativa no es viable, existen muchos servicios de guardería para gatos que puede utilizar, aunque antes de usarlos es pertinente que haga algunas revisiones.

  1. Pedir recomendaciones: Los amigos gateros pueden sugerirle algún servicio que hayan utilizado. Así puede contar con el consejo de alguien de confianza que le dará suficiente seguridad para dejar a su mascota en las instalaciones de la guardería que le recomiendan. Pedir consejo al veterinario también es una buena opción.
  2. Visitar los lugares: Obviamente, aunque confíe en el criterio de sus seres queridos o del profesional que cuida de la salud de su mascota, debe realizar una inspección personal al lugar que le recomienden para verificar las condiciones de higiene, la idoneidad del personal, cómo son los sitios en donde albergan a los gatos y si disponen de buena ventilación, torres, rascadores y diversos juegos para pasar sus días de forma agradable. Además, observar a otros animales que se albergan en el lugar le dará una idea sobre si la pasan bien o no.
  3. Una prueba previa: Si el viaje tomará una o varias semanas, es recomendable que con anticipación deje a su mascota en el sitio elegido para saber si su mascota tiene una buena experiencia. Incluso es importante para que el felino entienda que es un cambio pasajero de residencia y que su dueño volverá por él.
  4. Datos de contacto y características de la mascota: Si la guardería para gatos pasa la prueba, es importantísimo que deje el teléfono de contacto de alguien cercano en la ciudad que pueda acudir si ocurre alguna emergencia. Además, debe informar si su mascota requiere un cuidado especial en cuando alimentación, acicalamiento o tiene una condición particular de salud. Lo ideal es que informe a los cuidadores sobre cualquier condición de la mascota y que les suministre su concentrado si, por ejemplo, tiene una dieta para gatos castrados, con sobrepeso o una enfermedad.
  5. Que tenga el visto bueno de la autoridad sanitaria: Como cualquier centro de manejo de animales, la guardería para gatos debe contar con los certificados que le permitan prestar el servicio de albergue temporal de mascotas. Debe estar en lugar visible y si no lo encuentra, pida al administrador o responsable que se lo enseñe.

Finalmente, nunca deje a su mascota solo en casa sin la supervisión de una persona. Si bien los gatos son independientes y pueden pasar uno o dos días solos, es necesario que alguien esté pendiente de sus necesidades. Además, los felinos se pueden deprimir ante la ausencia de sus dueños.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO