Estos son los perros más rápidos del mundo

Estos son los perros más rápidos del mundo

6 de agosto del 2018

En el mundo existen diferentes razas de perros que poseen diversas morfologías, temperamentos, características y distintas cualidades y peculiaridades que diversifican cada raza entre sí. Por eso, hay canes que se distinguen por ser cazadores extraordinarios y otros, por ser grandes velocistas.

Sobre los velocistas, es conocido que los perros galgos son los más rápidos debido a que son dolicocéfalos (cabezas estrechas y alargadas), y esto les da una visión de alta resolución, lo que han explicado algunos científicos como una destreza que les permite ver muy bien dónde van a pisar en las siguientes zancadas para alcanzar pronto su objetivo.

Kienyke.com se encargó de hacer un listado con el escalafón de los perros más rápidos del mundo:

Lebrel Inglés

El galgo Inglés está considerado como el perro más rápido del mundo en carrera corta,  proviene del lebrel hispano, y mediante cruces ha ido evolucionando hasta convertirse en un magnífico y atlético animal. Puede alcanzar hasta 63 kilómetros por hora.

Vizsla

Es un perro mediano pero de constitución fuerte que proviene de Hungría. Es capaz de alcanzar los 60 kilómetros por hora y fue empleado durante años para la caza. Aunque durante la Segunda Guerra Mundial la raza estuvo a punto de extinguirse, gracias a unos cuantos ejemplares que sobrevivieron se pudo preservar.

Rat terrier

Este es uno de los perros más rápidos del mundo ya que puede superar los 60 kilómetros por hora y, aunque su origen es americano, los británicos lo emplearon para la caza de liebres y ardillas durante muchos años, una costumbre que luego persistió en el tiempo en territorio estadounidense.

Borzoi

Es un tipo de galgo que se origina en Rusia y se le conoce por ser de carácter tranquilo y amigable, pero no por ello es tranquilo a la hora de alcanzar elevadas velocidades. Puede hacerlo en un tiempo de récord y, además, es capaz de mantenerse durante largas distancia a un ritmo constante.

Border collie

Aunque esta raza siempre se ha visto como tierna y dulce, pocos saben que es uno de los perros más rápidos del mundo. Fue empleado durante décadas como perro pastor gracias a sus dotes de guardián, pero también a las velocidades que puede alcanzar en cuestión de segundos para recuperar ovejas perdidas.