Dormir con la mascota es mejor que dormir en pareja

22 de noviembre del 2019

Esto dicen los expertos.

Dormir con la mascota es mejor que dormir en pareja

freepik

Un estudio determinó que las personas que deciden compartir cama con su mascota tienen mejor calidad de sueño que las que duermen junto a su pareja.

A varias personas les resulta muy cómodo compartir el mismo espacio para dormir con su perro o gato, porque se convierten en un miembro más de la familia y, aunque la ciencia comprueba que se pueden encontrar problemas en esta conducta, existen investigaciones que confirman los grandes beneficios que trae tener esta costumbre.

Expertos han comprobado que los perros de compañía ayudan en terapias para aliviar la depresión, aumentan el sentimiento de bienestar e incluso favorece la relajación y, aunque a muchos les resulte molesto dormir con sus mascotas, afirman que son mejores compañeros de cama que la misma pareja.

Lea también: Consecuencias de gritar a su mascota

Un grupo de investigadores liderado por la doctora Christy Hoffman de la Universidad de Canisius, en Nueva York, ejecutó un estudio con 962 mujeres adultas para conocer la relación que tiene el tener una mejor calidad de sueño y mantener en casa una rutina de dormir con los animales domésticos.

El experimento dictaminó que el 55 % de las mujeres duermen junto a su perro, el 31% comparten la cama con su gato y, en adición, el 57% lo hace con su pareja.

Además, los resultados arrojaron que las mujeres que duermen con sus perros, aseguran tener sentimientos de tranquilidad, confort y seguridad más frecuente que cuando lo hacen junto a su pareja.

La doctora Hoffman indica que esto se debe a que los dueños de los perros a menudo sacan a pasear a su perro a una hora determinada por lo menos una vez al día, por lo que los animales se adaptan a esta rutina para despertarse y salir un rato a explorar el vecindario. Por esto, no los levantan a diferentes horas y tiene una gran sincronía nocturna, puesto que los caninos tienen patrones de sueños similares a los de los humanos, según el estudio.

También afirman que las parejas no suelen tener una rutina de sueño tan sincronizada, ya que algunos se duermen temprano y otros, tarde. igualmente que las personas normalmente se mueven mucho en las noches y tardan en conciliar el sueño con facilidad.

Sin embargo, los investigadores aseguran que el confort con los felinos es inferior comparado con el que ofrecen los perros, incluso con el de un compañero humano, porque su patrón de sueño puede irrumpir la comodidad en la cama de su dueño.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO