El peligro de que su gato consuma alimentos crudos

Foto: Shutterstock

El peligro de que su gato consuma alimentos crudos

26 de Marzo del 2017

Las personas que tengan o quieran disfrutar de una mascota como los gatos, conviene que se comprometan a cuidar de ellos en todos los aspectos y eviten a toda costa que sus felinos tengan contacto con alimentos u objetos que afecten su bienestar y felicidad.

Existe una enfermedad infecciosa que es ocasionada por un parásito llamado Toxoplasma Gondi, este puede vivir dentro de las células tanto de los seres humanos como en los animales, pero sobre todo en los gatos.

Los felinos son afectados por los microorganismos infecciosos al consumir carnes crudas, al dejarlos libres para que se den un paseo y salgan del hogar, puede que casen alguna presa como roedores o aves y ahí contraer el parásito.

Es sabido que por naturaleza los gatos son animales cazadores y por ello es importante que el dueño sepa que debe cuidar de su salud para evitar que sea contagiado por la toxoplasmosis. Hay que tener presente que la comida cruda bien sea que se  esté hablando de carne o vegetales mal cocinados o el hecho de que se tenga una mala higiene, incrementa el riesgo de que la mascota tanto como las personas padezcan de la enfermedad.

Es importante que se mantengan las áreas limpias donde come y bebe su felino, del mismo modo en que a usted le gustaría mantenerse limpio y aseado. Adicionalmente es trascendental que su mascota se pueda enfermar también por el contacto con otros felinos y se contagien porque consumen los alimentos del mismo plato o toman agua del mismo bebedero.

Los síntomas que llegaría a presentar el felino en caso de contagiarse son diarrea, baja de defensas, pérdida de apetito o dificultad para poder respirar. Si el dueño nota algo extraño en su mascota es mejor que la lleve al veterinario debido a que es una enfermedad que no se detecta fácilmente.

Las personas o dueños de las mascotas igualmente se pueden ver afectados por esta infección y tenerla en su organismo, debido a que se puede trasmitir por medio de sus heces o si el gato ha tocado con sus patas alguno de los alimentos que va a consumir, el contagio del virus se puede presentar en mayor medida en las mujeres embarazadas. Por lo tanto, es recomendable que haga uso de guantes para recogerle los deshechos a su mascota y que posteriormente se lave muy bien  las manos.