El perro policía que perdió su empleo por ser demasiado tierno

El perro policía que perdió su empleo por ser demasiado tierno

11 de junio del 2017

Ser un perro policía es una de las labores más complejas que existe dentro del mundo canino, ya que siete días después de su nacimiento pasan por diferentes procesos de estimulación temprana con el fin de desarrollar ciertas habilidades que son fundamentales para desempeñarse en su diario vivir.

Según un estudio de las autoridades colombianas, de una camada de cinco perros, cuatro resultan aptos por sus destrezas, habilidades y comportamientos. Sin embargo, en el caso de Gavel, un pastor alemán que fue entrenado durante un año por la policía australiana, no supero las pruebas debido a su ternura y amor brindado a los entrenadores y delincuentes de ensayo que tenía durante sus entrenamientos.

Lea también: Misión Canina, la producción que busca exaltar a los animales

No obstante, el canino rápidamente consiguió un nuevo empleo de acuerdo a sus cualidades. ¿De qué se trata? Se encargará de nada más y nada menos de darle una bienvenida calurosa y fraterna a los visitantes de la casa del gobierno de Brisbane (Australia).

“Gavel al igual que muchos aspirantes a ser perros QPS, no mostró la aptitud necesaria para una vida al frente. No todos los perros muestran esto, y lastimosamente él demostró ser muy sociable y en la policía no nos podemos permitir eso”, afirmó un portavoz de la casa del gobierno de Queensland en diálogo con diferentes medios de comunicación.

Además le puede interesar: Holanda, primer país sin perros callejeros

Durante el proceso de entrenamiento, el cachorro no parecía estar muy contento, ya que varias fotografías compartidas por el gobernador de Queensland Paul Jersey en su cuenta oficial de Facebook, Gavel lucía una mirada triste y cada que tenía la oportunidad se tiraba al suelo para manifestar su inconformismo.

Desde entonces ha estado viviendo en la residencia oficial del gobernador de Queensland, Paul de Jersey, que le ofreció un nuevo puesto de trabajo (con contrato incluido). Ahora Gavel es oficialmente el “perro virreinal de la casa del gobernador de Queensland”.

Vea aquí el contrado firmado por Gavel: