Estos animales pueden convivir junto a niños con alergias

7 de octubre del 2017

Los niños con alergias sí pueden tener mascotas. Estas son las indicadas.

Estos animales pueden convivir junto a niños con alergias

Los animales siempre serán el mejor compañero del ser humano, aunque éste muchas veces se pueda ver vulnerado por su presencia. Y es que hay personas que no toleran a un animal porque les producen enfermedades, o porque empeoran las patologías que ya sufren. Un caso concreto son los niños, quienes muchas veces, por alergias no pueden compartir con las mascotas.

La Fundación de Asma y Alergia de América indica que hasta un 30% de las alergias que padecen algunas personas están relacionadas con las mascotas. Los niños, especialmente sufren estornudos, picazón en los ojos y moqueo nasal al estar en contacto con ciertos animales. Sin embargo, existe un grupo de animales que sí pueden hacerle compañía a los más pequeños de la casa.

Canino especial: Cuando se tiene un hijo con problemas de alergias, es necesario que los padres investiguen sobre los animales bajos en alérgenos. Si se busca un perro, el de la familia Terrier son bajos en alérgenos, lo que significa que no producen tanta caspa como otras razas. A estos se les unen los Schnauzers, los perros de agua portugueses, Malteses, Frises del bichon y los Crestados chinos, perros que no sueltan pelo ni crean caspa, los indicados para estar al lado de los pequeños.

Felinos sin pelo: Según la Fundación Nemours, desde su portal web, los gatos sin pelo son los mejores para estar con un niño que sufra de alergias, pues los felinos, cuando se lamen, se seca la saliva en su piel y esta se libera en el aire, siendo esta perjudicial para los infantes. Se recomiendan los gatos Esfinge, cuyo pelo es escaso, sin embargo, se conoce que su costo es algo elevado.

Pájaros indicados: Aunque los pájaros, pueden crear caspa a través de sus plumas, el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología, señala que los niños con alergias sí pueden tener uno en casa, siempre y cuando este pueda tener en una jaula y asegurarse de mantenerla en buen estado. Las plumas y los excrementos de las aves pueden causar una reacción alérgica, por lo que la jaula debe colocarse fuera de la habitación del niño para asegurarse de que el niño no sufrirá alergias.

La convivencia de los niños con los animales es fundamental, y los padres deben buscar las opciones para esta convivencia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO