¿Para qué sirven las feromonas en los animales?

¿Para qué sirven las feromonas en los animales?

16 de noviembre del 2018

La feromonas influyen más en los animales que en los humanos. El organismo de su mascota, como es más pequeño, hace que estas hormonas hagan que su comportamiento y su estilo de vida tengan un cambio radical, por esto es importante saber qué son y para qué sirven.

Esta sustancia logra que los animales tengan la capacidad de alterar la fisiología en cuanto a la especie que sea y esto puede hacer que su comportamiento sexual se vuelva más territorial de lo que normalmente es. Estos cuerpos químicos se meten en las cavidades nasales de los animales, así que es posible que todos las contengan y uno más que otros.

Para que sea mejor entendido, las feromonas tienen un papel de comunicación entre miembros de la misma especie, estas se liberan a través de fluidos corporales como: el sudor, la saliva y sobre todo, la orina.

Otro ejemplo son las madres que están en periodo de lactancia, dado a que están produciendo esta otra sustancia hace que las feromonas también sean parte de su flujo y es por esta razón que sus crías reconocen que deben comer.

En el caso de los machos, las feromonas inducen la actividad ovárica de las hembras, otros desprenden un olor similar al de la miel para evitar problemas con los alfa de la manada y también existen las que se dan en las lagrimas de los recién nacidos que hacen que la madre sepa que se cómo realizar su crianza. Inclusive puedes hacer entender cuál es el territorio de quien.

En los gatos funciona de tal forma que cuando ven que otro felino se está acercando a su territorio ingresa a su zona, hace que se desencadene de inmediato un instinto agresivo debido a que él se siente el líder de su zona y nadie más puede hacerlo.

El órgano que anuncia que estas se están emitiendo es el vomeronasal. Desde la nariz estos estímulos se conectan a las terminaciones nerviosas del hipotálamo, el cual controla las emociones como la atracción sexual, sentimientos y el miedo. Al llegar al cerebro se desarrolla una respuesta que se trasmite hacia otro sujeto del que se está sintiendo dicha sustancia.

KienyKe.com conversó con Claudia Benavides, veterinaria de Clínica Veterinaria Dover quien explica que la naturaleza es tan maravillosa que “deja entender cuáles son los pasos que cada uno debe dar”.

La experta habla sobre varias actividades de los animales que ella posee en su veterinaria, que la hace saber en qué momento se están siendo afectados por las feromonas y cuando no. “Cuando los perros orinan en alguna parte en específico lo que quieren dejar claro es que están creando su propio territorio y que nadie podría hacerlo en el mismo lugar”, con este ejemplo explica que cuando sucede que un perro orina en ese mismo lugar desde ahí le empiezan a coger odio y siempre “sacan los dientes”.

Con esto no solo quiere demostrar que es algo natural y que poco se puede hacer, solo separarlos de donde esté la otra mascota, para que no hayan enfrentamientos. Lo único que menciona es que es algo que es por “arte y obra de Dios” y hay que poco a poco entender y saber en qué momento meterse porque estas pueden llegar a tener un cambio irreconocible en el animal que a la persona que lo está cuidando, puede ocasionarle problemas.