La historia del gato de la buena suerte de Japón

Wikimedia

La historia del gato de la buena suerte de Japón

11 de septiembre del 2017

Son muchas las imágenes típicas de Asia que se vienen a la cabeza, el dragón, la serpiente, el oso panda, las grullas, geishas, kimonos, toda una composición de belleza gráfica que brindó este continente. Pero si hay una que ha llegado a occidente y no se ha marchado, es el gato con la pata izquierda frontal levantada, sí, como ese que se ve en cualquier local de revelado de Foto Japón. Esta figurilla o estatua, generalmente es ignorada, es bonita y eso es todo, pero ¿nunca se han preguntado su razón? ¿por qué existe? ¿de dónde viene? Esta es su historia.

Wikimedia

Este gato tiene un nombre verdadero, Maneki-Neko, Maneki viene del verbo japonés que significa “invitar a pasar” o “saludar” y Neko significa gato. Según las costumbres y tradiciones en Japón, el mensaje que transmite este objeto con el movimiento de su pata izquierda frontal es “entra, por favor. Eres bienvenido”.

Esta mascota, que generalmente está hecha en cerámica o porcelana (actualmente se comercializa de forma masiva en plástico), atrae la buena suerte a su dueño, sobre todo en los locales comerciales, este tipo de gato está inspirada en la raza típica gatuna de Japón, el Bobtail Japonés. Además de tener la pata izquierda levantada, que en las versiones hechas de plástico, esta se mueve de arriba hacia abajo, tiene una moneda que es sostenida por la pata derecha llamada Koban y además, tiene un collar con un cascabel como dije, el cual según algunas historias, ahuyenta a los malos espíritus.

El Maneki-Neko tiene varias historias de procedencia, sin embargo, esta es la más popular: durante el siglo XVII, en la época feudal de Tokio, un templo que estaba pasando por una crisis económica, obligaba a que su sacerdote estuviera muy preocupado y aguantara hambre, cuando tenía comida, lo compartía con su gata, llamada Tama.

Un día, en una fuerte tormenta, un señor feudal decidió escamparse bajo un árbol cerca del templo, el feudo vio a la gata, de colores blanco, negro y marrón, haciéndole señas para que se acercara al edificio, él se acercó sorprendido al ver la mascota, apenas pasó esto, un rayo partió en dos el árbol donde él estaba escampando, de esta manera el señor feudal decidió ayudar económicamente al sacerdote y a la gata, así nunca volvieron a pasar hambre.

Este objeto felino tiene varios significados, por ejemplo, cuanto más alta esté la pata izquierda, atraerá a más grandes distancia las visitas. Si la pata derecha es la que está levantada, se dice que traerá prosperidad y dinero, si el minino saluda con ambas patas, este protegerá al hogar o el establecimiento. En sus diferentes colores, tricolor, blanco, negro y marrón, es el que trae fortuna a los viajeros.

El verde consigue salud a sus dueños y da buenos resultados en el estudio. Blanco, significa la pureza y las cosas buenas que llegarán. Plata o dorado, el especial para los negocios financieros. Azul, cumplir sueños y cuidado. Rojo, tener éxito en el amor y ahuyenta lo malo. Amarillo, buena economía. Negro, aleja la mala suerte y aumenta la felicidad, cuando es regalado se toma como significado de sentimientos amorosos. Rosa, propuesta de matrimonio.