¿Los perros y los gatos pueden comer pescado?

¿Los perros y los gatos pueden comer pescado?

29 de marzo del 2018

La Semana Santa es una de las épocas del año en la que el consumo de pescado incrementa y las familias que tienen mascotas, sobre todo perros, se preguntan constantemente si pueden compartir con ellos este alimento. En torno al consumo de pescado para los perros existen muchos mitos que recomiendan no ingerirlo; sin embargo la realidad es otra.

Contrario a lo que comúnmente se piensa, el consumo de pescado para los perros no es perjudicial para su salud, en cambio aporta importantes nutrientes que ayudan a su organismo.

El pescado es unaexcelente fuente de proteína para los perros, además es bueno porque es bajo en grasas saturadas.También es una fuente natural de Omega 3, aceite que ayuda a sus articulaciones, previene la artritis, y tiene un gran efecto en la piel y el pelo y refuerza su sistema inmunológico, especialmente en perros de edad adulta.

En este sentido, lo más recomendable escocinar previamente el pescado y retirar todas las espinas, ya que estas sí serían un peligro para el animal que al no identificarlas podría tragarlas y ahogarse. Una vez eliminadas del pescado lo ideal es preparar el pescado hervido con poca o sin sal o a la plancha pero nunca frito o con aceites diferentes a las que ya de por si trae el alimento.

Uno de los pescados sobre los que se tiene mayor recelo a la hora de darle a los animales es el atún sobre todo por los niveles de mercurio que este tiene. Esto es cierto, gracias a la contaminación es un pescado que se ve expuesto a este metal liquido. Sin embargo, su consumo en cantidades moderadas no ha reportado ninguna peligrosidad.

El atún aporta a son canes alto porcentaje de proteína, grasas naturales ademas del Omega 3 excelente para su salud por lo que no es un alimento peligroso. Claramente lo ideal es darle el alimento fresco y preparado en casa, pero el atún en lata no es una mala opción. De vez en cuando servir una buena porción de este alimento preferiblemente con aceite de oliva o natural le hará provecho y será un sabor diferente a sus acostumbradas croquetas. Se recomienda darle uno que contenga bajas cantidades de sal puesto que los riñones de las mascotas son mucho más sensibles.

El caso de los gatos es similar, a los felinos les encanta el pescado, y en diferentes ilustraciones se les representa como cazadores de este animal. Sin embargo, todo depende de la cantidad un gato no puede ser alimentado diariamente con pescado y menos en grandes cantidades. Para ellos lo ideal es compartirlo como una golosina muy saludable.

Generalmente estos animales acostumbran a comer pescado crudo, por eso, su preparación debe ser lo más natural posible, hervido es una excelente opción ya que no contiene sales ni grasas y en cambio se eliminan las bacterias que pueda tener.