Los perros reaccionan ante las injusticias

16 de junio del 2017

Un informe revelado por investigadores de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena (Austria), afirma que los perros reaccionan a las injusticias.

Los perros reaccionan ante las injusticias

Foto: Shutterstock

Un reciente estudio publicado por psicólogos de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena, afirmó que los perros reaccionan ante las injusticias y situaciones de desigualdad que se presentan en la cotidianidad entre seres humanos y animales.

Los psicólogos del Instituto de Investigación Messerli perteneciente a la Universidad de Viena, confirmaron que los perros se negaron a continuar con el experimento al ver que uno de los canes fue premiado con una croqueta por realizar una acción que todos habían hecho.

Este comportamiento no es nuevo en el reino animal, ya que estudios pasados revelaron que los monos también tenían conductas que manifestaban su inconformismo ante ciertas situaciones de desigualdad. Los lobos son otras especies sobre las que también se han realizado estudios, ellos presentan una conducta similar a la de los perros en el momento que uno de sus compañeros es premiado sin aparente motivo alguno.

Uno de los primeros síntomas del inconformismo por parte de los canes ante las injusticias, es la rebeldía. Los perros casi que por inercia dejan de seguir las ordenes que son asignadas por su dueño o instructor de turno al ver las inequidades que cometen los seres humanos con otros animales o las situaciones de maltrato y agresiones con otros individuos.

Este estudio consistió en que un grupo de perros presionaron un aparato que emite un zumbido constante, después de que el entrenador les pidiera que lo hicieran y no recibieron nada o una recompensa de menor calidad en comparación con sus parejas, por la misma acción, se negaron a participar en el experimento.

El grupo de científicos que realizaron la investigación está conformado por Jennifer Essler, Friederike Range y Sarah Marshall- Pescini, quienes se encargaron de hacer un seguimiento del comportamiento de los perros en una prueba sin recompensa y una prueba sobre calidad en la que llevaron a los dos animales a dos lugares cercanos. Cuando se les pidió que lo hicieran, tenían que presionar altamente un botón con sus patas para obtener una recompensa.

Según explica Jennifer, la prueba de la no-recompensa, solamente el socio consiguió un premio en cada prueba, pero el animal de la prueba consiguió nada. En el experimento de la calidad, ambos animales recibieron una recompensa, pero se dio trato preferente y de mayor calidad otra vez al compañero.

Como conclusión de este experimento, el grupo de científicos señalo que los perros de mayor rango, es decir, los más preparados eran los primeros en dejar de seguir instrucciones por las injusticias que se presentaron en la prueba. Finalmente, no dudan en afirmar que los canes son una especie bastante sensible y perceptible, que sabe cuando se está presentando alguna inequidad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO