Monchi, el perro con la lengua más larga del mundo

Monchi, el perro con la lengua más larga del mundo

28 de noviembre del 2017

El reino animal no deja de arrojar datos y curiosidades que sorprenden a propios y extraños. En los últimos días, la agencia Guinness Récord (encargada de recopilar los datos más extraños pero que a la vez son reales), descubrió a Monchi, el perro con la lengua más larga del mundo.

Monchi es una hembra perteneciente a la imponente raza San Bernardo, tiene ocho años, vive en Dakota del sur y llamó la atención de los expertos gracias a que su lengua mide 18.58 centímetros, siete centímetros más que la de Puggy, un perro pekines que desde 2011 ostentaba el récord y era el orgullo de su comunidad.

“Cuando abramos el libro de Guinness World Records y veamos la foto de Mochi allí, nos vamos a sentir muy orgullosos… Ahí sentiremos que valió la pena cada una de las babas que tuvimos que limpiar debido al gran tamaño de su lengua”, afirmó entre risas Carla Ricket, propietaria de la mascota.

Sus amos que se describen como los padres más orgullosos del mundo, ya que logró sobrevivir a varias de las condiciones más complejas debido al abandono del que fue victima por parte de sus anteriores dueños. Monchi quien además es fanática de la mantequilla de maní, es la adoración de sus familiares, por lo que su mensaje es claro “Es importante brindarse la oportunidad de adoptar”.

“Con este registro, esperamos llamar la atención sobre la cantidad de alegría que los animales rescatados pueden aportar a su nueva familia… Es resistente, cómica, amorosa, eternamente agradecida y leal a nosotros, su familia para siempre. Este cachorro una vez abusado y descuidado nos ha enseñado que está bien ser diferente. Estamos orgullosos de su característica única”, asegura orgullosa su propietaria.

A pesar de las dificultades respiratorias que ha presentado durante sus ocho años de vida, su familia indica que adoptarla es una de las mejores decisiones que han tomado y a su vez implica gran responsabilidad y cuidado.

Es importante enfatizar que Mochi puede tener la lengua más larga en un perro vivo, pero la lengua más larga en un perro en la historia pertenecía a Brandy, un boxeador, y medía unos sorprendentes 43 cm. Vivió con su propietario John Scheid en St Clair Shores, Michigan, hasta septiembre de 2002.