¿Cómo prevenir la obesidad en perros y gatos?

16 de agosto del 2017

En ocasiones por querer alimentar bien a nuestra mascota exageramos un poco y le permitimos comer de más. Incluso, en muchos casos les facilitamos alimentos de sal porque se nos quedan viendo con esos ojitos de tristeza que nos llenan de lástima por no ceder ante sus antojos y caemos. Con el tiempo, vemos que […]

¿Cómo prevenir la obesidad en perros y gatos?

Foto: Shutterstock

En ocasiones por querer alimentar bien a nuestra mascota exageramos un poco y le permitimos comer de más. Incluso, en muchos casos les facilitamos alimentos de sal porque se nos quedan viendo con esos ojitos de tristeza que nos llenan de lástima por no ceder ante sus antojos y caemos. Con el tiempo, vemos que nuestro perro o gato está engordando y coqueteando con los límites de la obesidad.

Ésta es el desorden nutricional más frecuente que causa alteraciones graves de la salud y puede llegar a crear condiciones crónicas que ponen en riesgo la vida de las mascotas. Se produce cuando existe un exceso de tejido adiposo en el organismo.

Carlos Cifuentes, veterinario de Pet Food Institute expresa: “Cuando el aporte energético en la dieta es elevado o cuando las costumbres de la mascota son sedentarias se desarrolla un sobre peso incontrolado que llevará a la manifestación de varios signos clínicos”.

¿Cómo evitar la obesidad?

1. Evita dar comida en exceso, los alimentos concentrados traen una tabla que sugiere la porción ideal de alimento al día por edad y peso de la mascota. El médico veterinario puede ayudar a calcular esta ración según el examen clínico detallado que haya realizado.

2. Cuidado con los bocados, pues son los responsables de hacer incrementar el peso en las mascotas la gran mayoría de veces, estos aportarán más cantidad de proteínas y carbohidratos al organismo de la mascota y como consecuencia estas sustancias se acumulan en los tejidos en forma de grasa.

3. Visita al veterinario 3 veces al año, ya que por medio de un examen clínico se pueden diagnosticar enfermedades que pueden predisponer a la obesidad como el hipotiroidismo, diabetes, enfermedades articulares, epilepsia, etc.

4. Ejercita a tu mascota, el deporte reduce el depósito de grasa en el cuerpo, hace que la mascota disminuya el estrés, estimula el sistema inmune, mejora la condición física en general y tonifica los músculos entre otras.

5. Sí la mascota es esterilizada o castrada es necesario ofrecer un plan nutricional creado por el médico veterinario ya que los perros y gatos castrados disminuyen la actividad física y así mismo los requerimientos energéticos diarios.

6. Para mascotas obesas o con predisposición, existen en el mercado diversas marcas de alimento concentrado especialmente elaboradas para reducción de peso y mantenimiento, estos por lo general tienen la concentración más alta en fibra, contenido regulado de carbohidratos y proteínas altamente digestibles.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO