Por estas razones es mejor no dejarse lamer de su mascota

Por estas razones es mejor no dejarse lamer de su mascota

19 de enero del 2017

La compañía de nuestras mascotas puede ser una de las más dulces. Su amistad es eterna e incondicional y sin duda son nuestros mejores amigos. Sin embargo, por más que queramos besarlos y que ellos nos quieran dar ‘lamiditas de amor’ la mejor reacción es evitarlo.

¿La razón? Tener un contacto tan cercano con nuestro perro o gato puede convertirse en un problema en el momento de contraer algunas enfermedades.

Lea también: Los videos más curiosos y chistosos de las mascotas

Kienyke.com contactó a la veterinaria Daniela Peñaranda y esto es lo que afirma: “Todos los animales tienen sobre su piel hongos y bacterias, en animales de pelo largo es más difícil descubrir la existencia de hongos y cuando a nosotros se nos bajan las defensas es probable que contraigamos una infección”.

 Evitar el contacto demasiado cercano con su mascota 

La experta menciona a la giardia, un parásito que se aloja en el intestino de humanos y mamíferos,  se transmite por medio de las heces de un animal o persona infectada. Los pacientes con esta enfermedad presentan un cuadro diarreico, náuseas, dolor abdominal y pérdida del apetito.

Peñaranda agrega que la saliva en perros viejos que tengan sarro es más peligrosa, por tanto es recomendable no dejarse lamer por ellos. A su vez, resalta que es explícitamente necesario lavarnos las manos cada vez que se tenga contacto con materia fecal, orina o saliva.

“En ocasiones las personas cogen sin guantes los bordes de la arenera de los gatos, pensando que la materia fecal se depositó dentro solamente, y luego se comen algo, sin tener en cuenta que ellos pisan la arena con sus patas y de ese modo trasladan las infecciones, aquí se puede contraer la famosa toxoplasmosis”. 

De las enfermedades más graves a contraer, está la rabia, infección especialmente canina que se le puede transmitir al hombre por medio de la saliva. Sin embargo, Para Daniela es poco probable que esto suceda puesto que los perros alertan con síntomas previos sobre la enfermedad antes de que sea tarde.

Por otro lado está la Leptospirosis, una infección a la cual tenerle cuidado.  “Se transmite por el contacto con cualquier secreción de un animal infectado, entra por la piel y no es necesario que la persona tenga heridas para que sea un blanco vulnerable”.

Además: Cinco cosas que usted puede aprender de su mascota

Sus síntomas van desde la fiebre, dolores musculares y de cabeza, en un periodo más avanzado de la enfermedad esta bacteria entra a atacar a los riñones, se pueden presentar hemorragias intestinales y dificultades para respirar.

Consejos para una buena higiene 

De este modo, Daniela Peñaranda aconseja a las personas que tengan mascotas a cuidarse mucho con la higiene:

1. Lavarse las manos luego de cualquier contacto con alguna secreción. Tenerlas limpias antes de comer.

2. Mantener las uñas cortas porque debajo de ellas se acumulan bacterias.

3. Cuando un animal tenga problemas urinarios limpiarlo con guantes y lavar con cloro la zona que haya ensuciado.

4. Llevarlos a profilaxis al menos una vez al año.

5. Llevarlos al veterinario mínimo cada seis meses.

6. No compartir botellas o platos de comida (por más que quiera a su mascota)

7. No dejarlos subir al comedor o al mesón de la cocina

Con todo esto, la mayor recomendación es amar a su mascota tal cual ella lo ama a usted, pero recuerde mantener las distancias en cuanto a higiene se trata.