¿Por qué a los perros no les gusta que les soplen?

¿Por qué a los perros no les gusta que les soplen?

3 de diciembre del 2017

Los perros son animales sensibles, estas son las razones por las que no les gusta que les soplen.

Los perros son protagonistas en las vidas de las personas, son esos seres que nos reciben con gran alegría cuando hemos llegado a la casa después de una extenuante jornada de trabajo o cuando estamos descansando en cama, se acercan demostrando el cariño que sienten hacia sus amos. Así que es bueno demostrar que nosotros también sentimos aprecio a ellos, respetándolos, por lo que no es tan bueno soplarles a la cara, situación que les puede molestar bastante.

Las razones por las que a los perros no les gusta ser soplados, sobre todo en la cara, son muy sencillas. Como muchos pueden saber, los canes son animales con sentidos muy desarrollados, esto, al mismo tiempo, les hace muy sensibles. Así que, así como a usted no le llegue a parecer muy divertido que le soplen el rostro, imagínese lo que puede sentir un perro.

Al soplarles en la cara, lo que más se les irrita son la nariz, los ojos y las orejas. La nariz húmeda del perro es un importante órgano de orientación, ya que tienen en ella millones de sensores, percibiendo olores a lejanas distancias. Cuando usted le sople en la nariz, esta se puede secar, entrecortando su respiración.

Asimismo, a los perros se les secan los globos oculares y sus orejas perciben un ruido fuerte desconcertante, ya que el sentido del oído es el que tienen más desarrollado, en comparación a los seres humanos. Básicamente, la mascota queda desorientada, por lo que su reacción, en ciertos casos, puede llegar a ser violenta.

No es como cuando los perros sacan la cabeza por la ventana del carro cuando esté va en marcha, porque es algo que ellos buscan y les causa diversión, el soplarle, para ellos, más bien, es como violar su espacio. Prácticamente, es irrespetar al animal, con el que se espera generar un vínculo.