¿Por qué los perros son tan amigables?

¿Por qué los perros son tan amigables?

8 de septiembre del 2017

El perro es la mascota preferida de muchas personas y no en vano se dice que es ‘el mejor amigo del hombre’. Son juguetones, amigables, cariñosos y ante todo, cuidan y defienden a sus dueños a capa y espada. No hay que olvidar su fácil adiestración, se les puede enseñar a estarse quietos, sentarse, pararse en dos patas, dar la pata para saludar e incluso hacerse el muerto. No cabe duda de que son una perfecta compañía. Sin embargo, ¿de dónde sale tanta amabilidad? ¿por qué los caninos son tan amigables? ¿es resultado de la genética?

Pues bien, un estudio realizado por científicos de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos y publicado en Science Advances (Avances Científicos) arrojó como resultado que la facilidad para socializar de los perros está relacionada con el síndrome de Williams-Beuren, trastorno genético del desarrollo humano que se manifiesta con síntomas como la hipersociabilidad. 

De acuerdo a una de las investigadoras del proyecto, Bridgett M. VonHoldt, uno de los hallazgos en la investigación indica que existen algunos rasgos comunes entre la estructura genética del síndrome de Williams-Beuren y la domesticidad en los perros. Es decir, ” la selección direccional puede haber dirigido un único conjunto de genes de comportamiento vinculados de gran efecto fenotípico, lo que permite una rápida divergencia conductual de perros y lobos, que facilita la coexistencia con los seres humanos”, menciona el portal Infobae. 

Los especialistas aclaran que no se trata de encontrar un gen denominado como social, sino que enfocaron sus investigaciones en la estructura cromosómica relacionada directamente con la sociabilidad de los perros. De ahí encontraron que algunos transposones, es decir, fragmentos de genoma, los cuales pueden cambiar de forma autónoma la ubicación dentro del mismo genoma, “gobiernan un conjunto de comportamientos sociales”. 

Incluso los perros considerados de ‘razas peligrosas’, tienen su toque de amabilidad con sus dueños y con los seres cercanos a ellos. Los caninos están hechos para ser ‘el mejor amigo del hombre’.