“Presión de cabeza”, señal de emergencia

9 de febrero del 2018

A muchos les puede parecer gracioso, pero en realidad no lo es.

“Presión de cabeza”, señal de emergencia

Que su mascota apoye la cabeza contra cualquier superficie gruesa no es razón para reírse del animal. Muchos creen que es un comportamiento torpe del mismo, pero en realidad es un mal que se presenta en varias mascotas y puede estar relacionado con problemas neuronales.

Conocido como “presión de cabeza”, este es un comportamiento que a simple vista puede ser inofensivo, incluso divertido para algunos, pero tiene síntomas graves como vocalización anormal en la mascota, comportamiento compulsivo, desorientación y cambios bruscos de comportamiento.

En dado caso que su mascota presente los síntomas nombrados con anterioridad, es urgente que reciba atención médica veterinaria.

Según el Magister en Etología Clínica y Veterinaria, Camilo González, el problema se da por cefalea (dolor de cabeza) que descarta cualquier otra enfermedad que presente este síntoma.

“Desde el punto de vista de la zoopsiquiatría, es catalogado como síndrome de disfunción cognitiva, enfermedad similar al alzheimer humano que trae consigo patrones como insomnio y somnolencia en horas del día”, explica a KienyKe.com.

Su forma de actuar con los demás animales, incluso los de la misma especie, puede variar; desde generar una dependencia emocional fuerte hasta desapego e indiferencia.

Al apoyar la cabeza sobre alguna superficie ya ha perdido noción de espacio. Comienza a caminar con trazados cerca a las paredes y terminan apoyados contra la pared.

En conclusión, se puede presentar por cuestiones clínicas, descartando toda enfermedad que produzca un dolor de cabeza, y por comportamiento, donde se ve en pacientes entre los siete años que sufren de deterioro cognitivo, es decir alzheimer, por desorientación.

Tratamiento

Dependiendo de los diferentes síntomas clínicos que presente el animal, deberá ser hospitalizado hasta que muestre una mejora significativa. El tratamiento depende de lo preciso que sea el diagnóstico. Cada caso requiere un seguimiento diferente.

En algunos casos va a requerir de cirugía, todo depende del pronóstico y la gravedad que presente.

Es importante tener en cuenta que los síntomas pueden llevar a un tumor benigno en el cerebro, el cual debe ser eliminado por el neurólogo veterinario.

Para evitar el sufrimiento y preocupación, esté atento al comportamiento del can o el minino. Cuestione todas las conductas nunca antes vistas y no dude en acudir a un médico veterinario.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO