¿Qué tan pertinente es tener una rana como mascota?

23 de enero del 2018

Esto dicen los expertos.

¿Qué tan pertinente es tener una rana como mascota?

En los últimos años, los seres humanos han sentido la necesidad de cambiar en todos los aspectos, uno de esos elementos que ha tenido serias transformaciones es el estilo de vida. Antiguamente, se creía en la conformación de una familia “tradicional”, con hijos y mascotas, hoy en día el concepto de tradicional también ha cambiado.

En el tema de las mascota, las favoritas siguen siendo perros y gatos. Sin embargo, aves, roedores y anfibios se han ido posicionando en las listas de preferencia. No en todos los casos es conveniente tener estos animales en casa, pues alejarlos de su hábitat natural puede traer serias complicaciones para su estilo de vida y el medio ambiente.

En países como Estados Unidos, Canadá y Francia las personas están optando por la adquisición de las llamadas mascotas poco convencionales, entre las que se encuentran las ranas. Los expertos aseguran que a este tipo de animales es mejor dejarlos en su entorno natural, debido a que normalmente están acostumbrados a condiciones de humedad determinadas y a obtener alimentación por sus propios medios.

Es importante destacar que según diferentes clasificaciones, existen tres tipos de rana aptas para convivir en espacios cerrado, estas son: la arborícola verde, toro y la verde de ojos rojos, pues su carácter es sumiso, no crecen tanto, tienen expectativas de vida prolongadas y sus movimientos no son tan acelerados.

Lo aconsejable es optar por mascotas más tradicionales (perros y gatos) este tipo de animales por tradición e historia están domesticados y acostumbrados al estilo de vida que un ser humano le puede brindar.

Además, las personas están acostumbradas a tener animales que son bastante expresivos como perros o gatos. En este sentido, es bastante complejo entender su estado anímico, por lo que no es recomendable tomarlas o acariciarlas, ya que se altera su temperatura y se pueden ver afectadas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO