¿Sabe qué son los perros guía y cómo obtener uno?

shutterstock

¿Sabe qué son los perros guía y cómo obtener uno?

23 de febrero del 2019

Un perro guía o una mascota de asistencia es aquella que presta un servicio de acompañamiento a las personas que sufren de algún tipo de discapacidad. Al contrario de lo que la mayoría de la población piensa, un animal canino puede ayudar a una persona que presente alguna insuficiencia.

Estos canes facilitan los movimientos de una persona y en muchas ocasiones sirven para llevar a cabo una terapia psicológica a personas que tengan problemas mentales. Los perros ayudan a crear un vínculo emocional donde los individuos se concentran en el cuidado de la mascota.

Estos animales son adiestrados para colaborar a la persona discapacitada a llevar una mejor calidad de vida y aumentar los movimientos que no puede realizar a causa de la enfermedad.

Los perros de compañía son aquellos que cumplen con los requerimientos para que una persona tenga un mejor desempeño frente a situaciones cotidianas:

Movilidad reducida: Alguna parálisis en el cuerpo que no permita el qué hacer de funciones básica como abrir una puerta.

Niños autistas: Ayuda a la estimulación temprana mejorando las condiciones del mejor. Además ayudan a aumentar las capacidades sociales del niño.

Personas sordas: El perro guía tiene la función de avisar a su dueño acerca de los sonidos que se encuentren el ambiente como una llamada o el sonido del timbre del hogar.

Discapacidad visual: La mascota debe llevar a la persona responsable a los sitios que sean seguros. Asimismo, debe evitar los accidentes por falta de visión.

Sujetos en sillas de ruedas: Los animales que asistan a estas personas deben estar conscientes de ayudar a su amo a levantar los objetos o abrir puertas.

Los canes que hacen parte de esta selecta actividad deben ser dóciles, tranquilos y afectuosos. Estas competencias lo harán acreedor para ser una mascota guía. Generalmente las razas más usadas para este oficio son: Golden retriever, Labrador, Pastor aleman y Lobo siberiano.

Además estos perros deben estar en la capacidad de aprender rápidamente, no deben presentar ningún tipo de agresividad y están obligados a tener una buena reacción rápida a los sonidos y a las señales del ambiente.

Los procesos de adiestramiento se llevan a cabo desde el nacimiento hasta los cinco meses para que se conozcan las habilidades sociales y de aprendizaje, después de ello comienza la educación que puede tardar como mínimo diez meses y máximo dos años.

En ocasiones los perros son entrenados en compañía de la persona que lo requiera. Hay algunas fundaciones que se encargan de buscar perros callejeros que cumplan con los requisitos anteriormente nombrados.

Las personas que quieran o necesiten una mascota guía deben ser estudiados previamente donde se analiza el grado de discapacidad y su entorno social. Cuando el perro es entregado a su nuevo dueño, este recibe una asesoría para el cuidado, alimentación y comandos del can.