Parvovirosis: un enemigo silencioso

21 de febrero del 2018

Conozca en que consiste esta enfermedad.

Parvovirosis: un enemigo silencioso

La parvovirosis canina es una infección que afecta a los cachorros en etapa de crecimiento sin importar que estén vacunados.

Este virus que perjudica partes del cuerpo como el tracto gastrointestinal, los glóbulos rojos y el músculo cardíaco de los perros fue identificado en 1978 y, desde entonces, se está trabajando en una vacuna que sea completamente efectiva ya que se ha podido comprobar que la que existe, con el paso de los años, pierde su efecto.

“Los cachorros son muy susceptibles a contraer enfermedades ya que la inmunidad que tiene la leche materna disminuye antes de que el cachorro pueda combatir la infección por sí mismo y también puede ocurrir que un perro que se haya vacunado cuando era cachorro contraiga el virus en edad adulta, debido a que la vacuna con el paso de los años pierde su efecto”, afirmó Pedro Rodríguez, médico veterinario en diálogo con KienyKe.com.

La detección temprana de esta enfermedad ayuda a que con un tratamiento oportuno y adecuado, el canino se salve. De lo contrario, la taza de mortandad es bastante elevada y por esto es considerado como un enemigo silencioso y peligroso.

Este virus reside en el ambiente y se transmite vía oral. Asimismo, su periodo de incubación es de aproximadamente cinco días

Síntomas de parvovirosis

  • Falta de apetito y deshidratación a ritmo rápido debido a la diarrea y vómito.
  • Vómitos de consistencia espesa con espuma blanquecina verdes u otro tipo de tonalidad inicialmente que pasan a ser acuosos y abundantes con sangre.
  • Diarreas con o sin sangre (normalmente con sangre) y muy olorosas (sanguinolenta).
  • En casos graves, problemas en el corazón (sobretodo en cachorros menores a seis meses).
  • Una gran decaída anímica, tristeza, pocas ganas de nada. Decaimiento.
  • Debilidad generalizada, problemas respiratorios o jadeos, ojos secos.
  • Fiebre alta (esta es una de las claves para detectar la enfermedad con respecto a otras con los mismos síntomas)

Si su mascota presenta alguna de estas señales, acuda de forma rápida al veterinario, cualquier segundo puede ser vital para la salud del animal. No reste importancia a los síntomas, ni realice diagnósticos por su cuenta.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO