Las cinco razas de gatos más raras del mundo

16 de marzo del 2018

Para todos los amantes de los gatos, estas cinco razas de mininos le harán querer adoptar al menos alguno.

Gatos

Los gatos son estos seres curiosos que en algún punto de la historia de la humanidad se decidió domesticarlos para que las personas pudieran tener la fortuna de contar con una fiera tan bella como este animal en el hogar. Entre las razas que existen de esta fascinante mascota se encuentran estas rarezas que dan un aspecto aún más curioso a estos felinos.

Esfinge

Muchos habrán escuchado o visto esta raza tan curiosa, su aspecto inusual le hace merecedor de ser el primero mencionado en esta lista. Naturalmente, lo que más atrae de esta raza de gatos es la falta de pelo, producto de una mutación, aunque en realidad sí tienen una capa de vello muy fina. También resalta su delgadez y la fuerza que poseen estas mascotas. Como un dato negativo, algunas personas deciden tatuar a estos mininos lo cual resulta bastante doloroso para ellos y probablemente, afecte su salud.

Savannah

Esta raza de gatos se considera exótica, un animal de esta categoría, naturalmente es muy costoso. Su cruce resulta del gato doméstico tabby y el serval africano, por eso sus manchas en el pelaje. Es uno de los gatos más altos del mundo. Tiene un comportamiento parecido al de los perros por su gran lealtad y acata órdenes para sentarse, saltar, entre otras cosas. No le tiene miedo al agua, no tienen mal temperamento, pero pueden gruñir a los extraños, son muy inteligentes, pueden aprender a abrir puertas, incluso tocar un instrumento.

American Curl

Además de la gran melena que presentan estos animales gatunos, algo que los hace destacarse son sus orejas que se rizan hacia atrás, parecidos al scottish fold, cuando están recién nacidos no se nota mucho pero a los diez días es cuando es más obvio. Al momento del baño es importante tener cuidado con las orejas porque pueden captar diferentes residuos, asimismo, su tejido cartilaginoso es muy débil.

Devon Rex

Según expertos, ya por tener una morfología muy similar, esta raza de gatos es la versión con pelos del esfinge. Su origen es inglés, pero la rareza de este ejemplar yace en su pelo corto, terso y rizado. En cuanto a su cabeza, sus orejas son muy grandes en comparación al cráneo y sus ojos también son de gran medida y de forma ovalada. Son de temperamento tierno y vigilante.

Maine Coon

Esta raza es originaria de Estados Unidos pero lo que genera más curiosidad sobre ellos es que son los más grandes y pesados entre las variedades gatunas. Su comportamiento es amoroso y perezoso, aunque son muy ágiles, por lo que es usual que sean de ayuda al momento de cazar ratones. Se adaptan bien a los exteriores, disfrutan de la compañía de otros gatos. Igualmente, por su espeso pelaje toleran bien el agua.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO