Duras sanciones a quienes no recojan heces de sus mascotas

1 de junio del 2017

Los habitantes de Sevilla (España) recibieron un nuevo conjunto de leyes y normas que castigan severamente a quienes no recojan las heces de sus mascotas.

Duras sanciones a quienes no recojan heces de sus mascotas

Con gran expectativa recibieron los habitantes de Sevilla (España) una nueva serie de leyes y sanciones que empezarán a regir a partir del 1 junio y que castigaran severamente a aquellas personas que en plena conciencia y uso de sus facultades, no recojan las heces de sus mascotas.

El ayuntamiento de Sevilla en colaboración con la empresa de aseo Lipasam, emprendieron una fuerte campaña con el fin de que los propietarios de mascotas recojan de manera voluntaria los excrementos depositados por sus animales en las diferentes calles de la ciudad, luego de que los habitantes y visitantes de la ciudad española se quejaran de la gran cantidad de desechos que posan en las vías da la capital andaluza.

“¡Ya basta!, Lleven a defecar a su perro a otra parte. ¡Qué asco!”, son algunos de los agresivos letreros que pegaron algunos de los ciudadanos quienes afirman estar cansados ante la irresponsabilidad de los propietarios de mascotas.

La problemática respecto a las heces de algunos animales ya se está convirtiendo en un problema ambiental y de salud pública, ya que la acumulación de estos desechos pueden permitir la proliferación y desarrollo de enfermedades como alergias, brotes infecciosos, fiebres, entre otros.

Inicialmente las autoridades buscarán evitar al máximo la aplicación de sanciones económicas y privativas de la libertad a quienes infrinjan con las nuevas normas. Sin embargo, el escuadrón ambiental y los trabajadores de la empresa de aseo serán rigurosos en los procesos pedagógicos que buscan educar a las personas sobre la importancia de recoger las heces de sus animales.

La campaña sesibilización empezó desde diciembre del año anterior, y para ella, han destinado todos los recursos humanos y económicos posibles. Una unidad policial que recorre los parques, colegios y demás áreas de esparcimiento para mascotas con el fin de controlar que las personas estén cumpliendo con su deber ciudadano.

A partir del 1 de junio comenzarán las multas que irán desde los 150 euros (491.000 pesos colombianos aproximadamente).

Vea aquí el video de una de las campañas realizadas por el Ayuntamiento de Sevilla.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO