Tatuajes para gatos, ¿tendencia o maltrato?

3 de junio del 2018

La tendencia nació en Rusia y fue replicada en varias partes del mundo.

esfinge

Una tendencia que se viralizó en Moscú y fue difundida por redes sociales ha generando todo tipo de reacciones en los usuarios de Internet. De trata de hacerles tatuajes a gatos de raza esfinge, los cuales se caracteriza por tener su piel expuesta, ya que no tienen pelaje.

Carolina Vargas, médico veterinaria, en diálogo con Kienyke.com, manifestó que esta tendencia que surgió en Europa hace varios años empezó a ser replicada en varios lugares del mundo y que en algunos, dependiendo de la gravedad, podría dar duras sanciones a los propietarios.

Lo primero que señala la experta es que este tipos de procedimientos viola la autonomía de los animales, ya que no los necesitan, además de que se corre el riesgo de afectación a la salud de estos felinos, ya que le están aplicando sustancias químicas que en muchos casos afectan la piel del animal.

“Estos gatos que no tienen pelajes tienen una piel demasiado delicada y una de las citas más comunes es por problemas dermatológicos, porque son muy sensibles, en ese sentido hacerles tatuajes genera alergias o procesos inflamatorios, que pueden terminar en complicaciones mucho más severas”, indicó Vargas.

Para la experta, al ser esta una práctica que no tiene un fin positivo para el animal, si no por el contrario por el simple gusto del propietario, se puede considerar como maltrato animal.

Vargas hizo unas recomendaciones a los propietarios de este tipo de gatos, para que los cuiden muy bien y les brinden los alimentos ricos en ácidos grasos, ya que estos mantienen lubricadas sus pieles y les brindan los nutrientes que ellos requieran, además de aplicarles productos como protectores solares, para evitar de esta manera que desarrollen algún tipo de infección en la piel.

Ante estos procedimiento, defensores de animales en varios países del mundo exigen que se fortalezcan las sanciones contra aquellas personas que realizan tratos inhumanos con las mascotas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO