Trucos para que tu gato no te dañe los muebles

Trucos para que tu gato no te dañe los muebles

2 de Julio del 2017

Esas caritas adorables nos hacen amarlos, tanto que nos roban el tiempo en Facebook y en Youtube con sus videos de travezuras, muecas y ocurrencias. Pero quienes eligieron como mascotas y compañeros en el hogar a un gato, sabran que hay un asunto que corre peligro en casa, cuando uno de ellos llega a habitarla: los muebles.

Si tienen una textura rugosa o un tejido rústico, seguro se convertirán en sus lugares preferidos para posar sus uñas filosas. El resultado, si no se toman medidas, son muebles deshilachados, con espuma por fuera, algunos completamente destrozados.

Pero esa no es una razón para maltratarlos o buscarles otro propietario. Hay consejos de expertos que le permitirán corregir la conducta del animal y en el mejor de los casos, enfocarla a objetos en los que ellos pueden liberar su ansiedad y afilar sus garras, especialmente después de que se las cortan.

Los rascadores: los más útiles

Estos objetos son fáciles de conseguir, incluso, si es una persona creativa puede seguir un tutorial de Youtube para crear uno con un estilo propio y original.

Algunos son de cartón, otros son de cabuya, y para enseñárselos a usar solo hay que rastrillar las patitas del gato contra su superficie y luego darles una galleta.

Los felinos son muy inteligentes y como les encanta rascar, lo más probable es que los utilicen con frecuencia.

Es bueno, además, ubicarlos cerca del mueble que ellos han elegido como su objetivo. Así, en el momento en el que lo vea intentando dañarlo, lo puede corregir y mostrarle en dónde debe continuar con su conducta, por demás muy natural.

Si el gato no se siente atraído al rascador, un truco que seguro no fallará es echarle un poco de Catnip o hierba gatera. ¡Eso les encanta!

Limones o aroma fuerte a mentol

A los felinos les desagrada un poco los olores fuertes, por eso puede funcionar dejar un limón partido sobre la superficie del mueble para ahuyentarlos apenas se monten en ellos.

Otra opción es untar un poco de metolín o vick vaporub sobre algún trozo de tela y dejarlo encima de la silla o sofá que más le gusta, para que perciba el aroma.

Ojo, no es recomendable usar hojas de yerbabuena u otras plantas aromáticas porque así como el Catnip, a muchos gatos les encantan comer estas plantas.

Agua

Este truco se puede intentar y tener éxito o fracasar. Porque aunque se dice que los gatos odian el agua, muchos otros la adoran.

Lo aconsejable es llenar un envase tipo spray con el líquido y apenas vea al animal arrimarse al mueblo rociarlo. Si le molesta, para evitar el contacto con el agua, no se volverá a acercar.

¿Por qué lo hacen?

De acuerdo con etólogos, los gatos tienen la conducta de arañar los muebles por las siguientes razones:

  1. Para marcar su territorio con feromonas.
  2. Para eliminar granitos de arena u otros residuos de sus uñas.
  3. Para estirar sus músculos. Pero además marcan con insistencia sobre el mismo objeto para acentuar y dejar una señal visual de rayas verticales que indica a otros animales e individuos extraños que este es su territorio.
  4. Para afilar sus uñas para cazar. Aunque no necesitan cazar para alimentarse, es una conducta instintiva de los felinos. Ten en cuenta que las uñas de gato están formadas por capas que van creciendo y dejan paso a las siguientes, de ahí que necesiten estar todo el tiempo descamando.