Adiós a la ‘Ventana Azul’ de Malta

Adiós a la ‘Ventana Azul’ de Malta

9 de Marzo del 2017

Lo que parecía como una premonición que indicaba que uno de los atractivos turísticos más importantes de Malta terminaría afectado por la corrosión, se hizo realidad hace un par de días, cuando la llamada ‘Ventana Azul’, una especie de arco formada por rocas de miles de años, se desplomó por el fuerte oleaje que hizo el pasado ocho de marzo en horas de la mañana.

El arco ubicado en la isla Gozo de la pequeña nación en el Mediterráneo, quien fuera escenario de una de las escenas de ‘Games of Thrones’ de la primera temporada en la que los espectadores de la saga fueron testigos de la boda entre Daenerys Targaryen y Khal Drogo.

Según uno de los testigos del hecho dijo que en ese momento se presentó  un fuerte oleaje provocado por una tormenta, de repente el arco se fue al mar provocando una densa espuma.

“Cuando la espuma desapareció, el pilar también había desaparecido”, dijeron cientos de malteses quienes se dirigieron cerca de la formación rocosa para observar lo que la naturaleza había hecho en menos de nada.

Hace cuatro años un estudio geológico concluyó que si bien la erosión estaba deteriorando el atractivo turístico, se preveía que duraría más de una década, sin embargo, en enero de este año una losa pesada ubicada en los acantilados se cayó al mar y dejó ver la fragilidad de dicha estructura. Por otro lado, las autoridades de Malta habían colocado señales en el lugar informando a los turistas que estaba prohibido caminar por encima de la ‘Ventana Azul’ aunque estas medidas eran ignoradas por varios transeúntes.

El primer ministro de malta, Joseph Muscat, lamentó el suceso, calificado como “desolador” junto a la imagen actual del que era uno de los atractivos  más bellos del país mediterráneo, asimismo la cuenta oficial de Turismo de la isla informó “día triste para Malta, la icónica Ventana Azul se ha derrumbado esta mañana, sucumbiendo a las fuerzas de la naturaleza y al paso del tiempo”.

También hay que resaltar que los malteses tras esa pérdida han quedado ‘huérfanos’ con el suceso y confían que la desaparición del atractivo turístico sirva para cuidar, mantener y proteger en la medida posible los lugares turísticos de la isla.