Un río de petroleo en el Museo de Louvre

Foto: Wikipedia

Un río de petroleo en el Museo de Louvre

8 de marzo del 2017

En el Museo de Louvre en París una treintena de personas se aglomeraron en la estatua de Victoria de Samotracia para regar una tela negra sobre el impecable piso, simbolizando un río de petroleo, donde se exhiben los cuadros más importante de arte del mundo, ese performance se realizó por parte de militantes ecologistas que se manifestaron en contra del acuerdo de mecenazgo entre la petrolera Total y el museo parisino.

Además, los manifestantes repartieron panfletos en los que decía “Total soutient le Louvre/Le Louvre soutient Total – #zerofossile” (Total apoya al Louvre/El Louvre apoya a Total -#zerofossile).

“El mar negro en el Museo de ‘Louvre’ @Total no tiene lugar en una galería que alberga obras de un tiempo multimilenario”.

El grupo de treinta personas vestidas de negro, se acercó lentamente en silencio a la famosa estatua, bajo la mirada atenta de los turistas, dejaron caer los pedazos de tela en un acto que duró alrededor de tres minutos, antes de que los vigilantes del museo los retiraran.

Este acto fue organizado por un grupo de asociaciones liderado por la ONG 350.org, que están organizando una campaña para pedirle al célebre museo que termine su relación con la Fundación Total, un grupo empresarial del rubro petroquímico que explotan sus reservas en Europa y África.

La campaña se realizó en nombre de la lucha contra el cambio climático que se debe en su mayoría a las energías fósiles responsables de efecto invernadero.

El presidente del museo, Jean-Luc Martinez, respondió a este acto, afirmando que la relación con Fundación Total es de apoyo financiero a las exposiciones, renovaciones, educación cultural y acción social desde hace 20 años.