El plástico está acabando con la fauna marina

2 de junio del 2019

Encuentran cachalotes muertos en costas italianas.

Greenpeace

Foto: Greenpeace

La ONG The Blue Dream Project hizo una expedición de investigación, monitoreo y documentación sobre el estado del Mar Tirreno. Pocos días después Greenpeace Italia difundió imágenes del plástico que se encontró en el estómago de un cachalote muerto en las costas de Sicilia, en la playa de Cefalú, un popular destino turístico.

“Se encontró el cadáver de un cachalote de unos siete años. Como se puede ver en las imágenes, tenía una gran cantidad de plástico en su estómago. Las investigaciones acaban de comenzar y aún no sabemos si murió por esto, pero no podemos ignorarlo”, declaró Giorgia Monti, miembro del equipo de campañas de Greenpeace Italia.

La organización demostró su preocupación al encontrar estos resultados. “Aparecieron cinco cachalotes varados en las costas italianas en los últimos cinco meses. Uno de ellos tenía 22 kilos de plástico en su estómago. El mar nos envía un grito de alarma, un pedido de ayuda desesperado. Debemos intervenir de inmediato para salvar a la fauna que habita los océanos”, confirmó Giorgia.

Cerca de un millón y medio de especies marinas mueren cada año por consumo o heridas causadas por plásticos. “Necesitamos tomar conciencia de la problemática y disminuir ese consumo, especialmente los de un solo uso. De los 100 millones de toneladas de plástico producidas cada año, cerca de ocho millones terminan en los océanos del mundo. Una cifra equivalente al peso de 800 Torres Eiffel”, dijo Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia.

A nivel nacional, la campaña ‘Colombia Mejor Sin Plásticos’ sigue buscando resultados. “Es urgente que la migración vaya hacia la reducción de consumo del plástico y a la eliminación de los de uso único. En Colombia, cada persona genera 24 kilos al año, la mayoría de un solo uso. Esto también es una amenaza para nuestras costas, mares y su fauna”, finalizó Gómez.

Greenpeace

Foto: Greenpeace

Greenpeace

Foto: Greenpeace

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO