50 animales silvestres recuperaron su libertad

Foto: Área Metropolitana

50 animales silvestres recuperaron su libertad

10 de abril del 2017

Luego de ser víctimas del tráfico ilegal de fauna silvestre, 50 animales recuperados por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Cornare volvieron a la libertad en algún punto del Magdalena Medio antioqueño.

Las escenas de la liberación fueron maravillosas. Así describe una un funcionario que estuvo presente en el proceso que, lamentablemente, se lleva a cabo con cierta regularidad porque, pese al esfuerzo de las autoridades, el flagelo del tráfico de fauna persiste.

“Luego de salir de la jaula que lo mantuvo encerrado por varios meses, un tucán estiró las alas, alzó vuelo y se posó en la rama de una ceiba tronadora, miró hacia atrás como si estuviera agradecido y nuevamente voló hacia la libertad, desapareciendo en el horizonte entre el frondoso bosque”, narró el profesional de la entidad.

Foto: Área Metropolitana

Foto: Área Metropolitana

Como esta ave, otra de su misma especie, 16 loros, 21 pericos, cinco guacamayas, dos zarigüeyas, un cusumbo y un oso hormiguero fueron liberadas por personal de las autoridades ambientales.

“Recuperaron su libertad en el hogar de la Danta y el Jaguar, donde decenas de árboles coníferos se yerguen como banderas sobre las serranías del Magdalena Medio”, especifica el comunicado del Área Metropolitana.

Estos animales tuvieron que pasar por condiciones muy difíciles. Según la entidad que ejerce la autoridad ambiental en el Valle de Aburrá, “estuvieron encerrados en jaulas o exhibidos como objetos decorativos en casas y fincas, sometidos al maltrato y mal cuidado de sus captores”.

Foto: Área Metropolitana

Foto: Área Metropolitana

Un trabajo constante

Durante el 2016, el Área Metropolitana recuperó, reubicó y liberó 2.828 anímales que fueron atendidos en el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre – CAV –.

Allí, explicó la entidad, “la fauna fue atendida médicamente, alejada del contacto humano para que recuperara su comportamiento silvestre, aprendiendo a cazar, buscar su alimento y evadir a sus depredadores”.

Foto: Área Metropolitana

Foto: Área Metropolitana

Vale anotar que estos animales corrieron con suerte, pues según las estadísticas de la autoridad ambiental, la mayoría tiene un destino nefasto.

“Más del 80% de los animales que son víctimas de traficantes mueren en ese proceso y, de los pocos que sobreviven, la mayoría sufren traumas irremediables”.

En Semana Santa, mayor vigilancia

La Semana Mayor es la época en la que las autoridades ambientales refuerzan los controles para evitar el tráfico de fauna y flora. Por estas fechas los delincuentes aprovechan que es época reproductiva de los anímales y asaltan los nidos  para llevarse los pichones y neonatos, cuasando un gran problema en la cadena reproductiva de los animales.

Como autoridad ambiental, el Área Metropolitana ha hecho esfuerzos para concientizar a la ciudadanía sobre el daño causado a los animales arrebatados de sus ecosistemas. Ese esfuerzo, ha permitido que el 90% de los anímales que ingresan al CAV sean por entregas voluntarias.

Foto: Área Metropolitana

Foto: Área Metropolitana

Con las autoridades ambientales de la región -Cornare, Corantioquia y Corpourabá- también se trabaja mancomunadamente en la recuperación de la fauna y se definen plataformas de liberación en zonas como el Magdalena Medio, el Oriente, el Bajo Cauca y el Urabá antioqueños, en las que los animales puedan tener todas las garantías ecosistémicas para la preservación de la vida silvestre.

Además, desde el 10 de marzo, el Comité Interinstitucional de Fauna y Flora de Antioquia -CIFFA-  realiza la campaña Mi Compromiso Natural, que vincula a la Gobernación de Antioquia, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia, Cornare, Corpourabá, la Fiscalía, la Policía, el Instituto Colombiano Agropecuario -ICA-, los Parques Nacionales y la Arquidiócesis de Medellín, para la conservación de la palma de cera y evitar el tráfico de animales.

En  2016, en el marco de esta misma estrategia, se realizaron 60 puestos de control, reportando 160 incautaciones de flora, entre ellos Cedros, Ceibas , Robles, ramos elaborados con Palma de Vino y Real e Higuerón; y 53 incautaciones de fauna silvestre, con alrededor de 500 individuos entre ellos Tortuga Palmera, Tortugas Hicoteas, Pericos Reales, entre otros.

“Debemos continuar trabajando para proteger los valiosos recursos naturales que tenemos e invitamos a la comunidad antioqueña a realizar mayores esfuerzos para proteger el hábitat de cada especie, evitar la degradación  de los suelos, la captura, trasporte y comercialización”, fue el llamado que realizaron todos los miembros de las entidades pertenecientes al CIFFA por medio de Lucy Rivera Osorio, Secretaria del Medio Ambiente de Antioquia.

Todas las personas pueden denunciar el tráfico de fauna y flora silvestre en la línea 018000414123 y también pueden dar a conocer su compromiso natural durante Semana Santa con el hashtag #MiCompromisoNatural.