Apuesta por la conservación de ríos de Antioquia

Foto: Empresas Públicas de Medellín

Apuesta por la conservación de ríos de Antioquia

12 de mayo del 2017

Empresas Públicas de Medellín y Corantioquia, como autoridad Ambiental en el departamento, firmaron un convenio para la conservación de las cuencas de los ríos Grande – Chico, Guadalupe y Porce, que traerá beneficios para la conservación y el cuidado del medio ambiente de 12 municipios de Antioquia.

El proyecto, que requiere la inversión de cerca de 5.000 millones de pesos contempla procesos de restauración, compra de predios, conservación de ecosistemas estratégicos, pago por servicios ambientales, saneamiento hídrico rural e implementación de buenas prácticas ambientales por parte de sectores estratégicos como el ganadero y el agricultor en el Norte y Nordeste antioqueño.

Con este acuerdo se contribuirá a la calidad de vida, desarrollo y bienestar de los municipios de Amalfi, Angostura, Anorí, Belmira, Carolina del Príncipe, Donmatías, Entrerríos, Gómez Plata, Guadalupe, San Pedro de los Milagros, Santa Rosa de Osos y Yolombó, ubicados en las áreas de influencia de las cuencas.

Santiago Villegas, director de Planeación del negocio de generación de EPM, explicó que estas cuencas juegan un papel fundamental para la empresa.

“Es fundamental apalancar las iniciativas de conservación, de mejoramiento de la actividad ganadera y aportar el desarrollo sostenible de los territorios”, expresó.

Por su parte, Alejandro González, director general de Corantioquia, aseguró que “este convenio busca recuperar integralmente este territorio para proteger el patrimonio ambiental, mejorar la calidad de vida de las personas y hacerlo de la mano de las comunidades y los municipios”.

Con el convenio, los habitantes de la región van a poder participar de diferentes iniciativas.

Una de ellas es el pago por servicios ambientales a familias campesinas que están en las cuencas que abastecen el acueducto, quienes recibirán mensualmente un pago por ayudar a su conservación.

También se les enseñará a quienes tengan parcelas dedicadas a la ganadería y la agricultura a convertirlas en propiedades agrosilvopastoriles, es decir, que en ellas mezclen diferentes actividades productivas para facilitar su cuidado.

Otro aspecto del proyecto es la capacitación sobre el manejo de felinos, ya que la zona presenta algunas conflictos con este tipo de fauna, y la idea es que aprendan cómo ahuyentar los animales sin hacerles daño.

“Lo que nos interesa es que la gente permanezca en el territorio, pero con unas prácticas diferentes que ayuden al medio ambiente”, puntualizó González.

Otras acciones

Entre las labores que se adelantarán se encuentra la restauración de 557 hectáreas de áreas forestales, el fortalecimiento de los Sistemas Locales de Áreas Protegidas (Silap) en los municipios de Angostura, Carolina del Príncipe, Guadalupe y Santa Rosa de Osos, así como la formulación del Silap para Amalfi.

Además, se hará una inversión en la instalación de 166 sistemas sépticos que beneficiarán a 199 familias de la zona.

Las cuencas de los ríos Grande y Chico juegan un papel relevante por los servicios ambientales que ofrecen, puesto que abastecen de agua alrededor del 55% de las industrias y comunidades del Valle de Aburrá, y los embalses que EPM tiene en la zona generan aproximadamente el 60% de la energía que la empresa le entrega al país.