Bosques tropicales afectados por el cambio climático

Bosques tropicales afectados por el cambio climático

28 de febrero del 2018

Una investigación de la Universidad de Newcastle, Reino Unido, en la que participa también la Universidad Rey Juan Carlos, en España, dejó en evidencia las consecuencias del cambio climático sobre la estructura y funcionalidad de los bosques tropicales del mundo.

Los autores de esta investigación, cuyos resultados fueron publicados recientemente en la revista científica Forest Ecosystems, estudiaron en qué estado se encuentran los doseles arbóreos, es decir, la  densidad de las copas de los árboles, en los bosques tropicales de los distintos continentes.

Su composición está relacionada con la estructura y funcionalidad de los ecosistemas forestales porque regula la entrada de luz y modula tanto la temperatura como la precipitación que llega al interior del bosque.

Los resultados obtenidos han demostrado que existen diferencias significativas entre continentes respecto a la cobertura del dosel arbóreo de los bosques tropicales.

“Estas diferencias están relacionadas con la variación en la disponibilidad de agua a lo largo del año entre continentes. La cobertura del dosel es menor en África, seguido de Australasia (región suroeste de Oceanía compuesta por Australia, Melanesia y Nueva Zelanda) y finalmente América y Asia, aunque también hemos observado mucha variabilidad dentro de cada continente”, explica Luis Cayuela, investigador del área de Biodiversidad y Conservación de la URJC y coautor del estudio.

Además de los factores climáticos de las distintas regiones, la estructura del dosel también puede verse afectada por la acción del ser humano, tal y como señala el investigador: “Que el dosel sea más abierto o más cerrado va a depender de varios factores, entre ellos el clima local, pero también del régimen de perturbación del ecosistema, como la tala selectiva o la ganadería. Por tanto, nuestros resultados también muestran que los bosques protegidos tienen un dosel mucho más cerrado que aquéllos que no lo están”.

En el contexto del cambio climático, los resultados de este estudio son relevantes porque evidencian el impacto humano sobre la estructura y funcionalidad de los bosques tropicales. En este sentido, los investigadores subrayan la necesidad de protección de estos bosques frente a la acción del ser humano para mitigar las consecuencias climáticas de estos ecosistemas.

Otros factores que afectan a los bosques tropicales

El estudio revela, además, que el incremento en la frecuencia y la intensidad de las sequías, predicho para las regiones tropicales según los modelos climáticos, obligará a los bosques tropicales a adaptarse a las nuevas condiciones.

Esta respuesta evolutiva propiciaría, por ejemplo, el aumento de las especies con hojas más pequeñas y gruesas (que sirven para reducir su transpiración y evitar así las pérdidas de agua) y como consecuencia la reducción de la cobertura del dosel.

Estos cambios estructurales, según manifiesta Luis Cayuela, “aumentarían a su vez la entrada de luz y la pérdida de humedad dentro del bosque, incrementando más el efecto del cambio climático”.