La campaña de Greenpeace para proteger los océanos

Foto: Greenpeace

La campaña de Greenpeace para proteger los océanos

13 de junio del 2017

Luego del informe que reveló la semana pasada la Organización de Naciones Unidas (ONU), en el que advertía sobre los riesgos ambientales que padecen los Océanos en la actualidad, la ONG ambientalista Greenpeace, lanzó una campaña llamada ‘Menos plástico, más Mediterráneo’, en la que haciendo uso de botellas de plástico inflables, busca generar conciencia en las personas y grandes empresas sobre las consecuencias negativas de la utilización de este material.

Para llevar a cabo esta campaña, Greenpeace no escatimó recurso alguno, ya que hicieron uso de su buque insignia ‘Rainbow Warrior’ el cual se desplazó hasta territorio español con el fin de arrojar al mar diez elementos inflables que simulaban ser botellas, vasos, llantas con el propósito de llamar la atención de los turistas y trabajadores de esta zona costera.

“Con esta iniciativa queremos hacer visible lo invisible, que es la contaminación por plásticos que invade el Mediterráneo. Estos objetos que hemos representado se irán rompiendo en trozos más pequeños y casi imperceptibles, aparentemente inofensivos, pero son aún más peligrosos para el medio ambiente y el ecosistema marino”, afirmó Elvira Jiménez, creadora de esta propuesta.

Los activistas de esta ONG ambientalista, son enfáticos al afirmar que no descansarán hasta ver que las grandes empresas y países potencia tomen medidas para combatir el uso excesivo de plástico que esta perjudicando de manera sustancial a los océanos y las especies que habitan en estos.

Los diferentes movimientos ambientalistas soportan su cruzada contra los plásticos, gracias a un reciente estudio publicado en el que se afirma que en el año 2050 habrá más plástico que peces en el mar. “Constantemente llegan a nuestro laboratorio diferentes especies a las que tenemos que retirar de su organismo grandes cantidades de elementos contaminantes, lo preocupante del caso es que estos animales son posteriormente son consumidos por los seres humanos”.

La embarcación que se encuentra en territorio español desde el pasado 10 de junio, espera recorrer diferentes ciudades costeras de la península ibérica. Posteriormente, el  ‘Rainbow Warrior’ continuará su recorrido en otros países como Italia, Inglaterra y Alemania.