Con gigante chimenea, China busca mejorar el aire

18 de marzo del 2018

La chimenea mide 60 metros de largo.

Con gigante chimenea, China busca mejorar el aire

Preocupante es la situación que vive China en cuestiones ambientales en los últimos tiempos. Las enormes edificaciones sumadas a la gran cantidad de vehículos y la población que allí habita tienen pensando a los asiáticos en qué estrategias implementar para mejorar el aire en el país. Una de ellas es la construcción de una especie de chimenea, que absorbe los agentes contaminantes y devuelve a la tierra un aire puro.

La idea de la chimenea consiste en alzar una torre de 60 metros de altura en pleno centro de la ciudad de Xian, una de las más contaminadas de China, y realizar las pruebas.

Este sistema lo que haría es purificar el aire exterior filtrando las partículas nocivas y regresando solo el aire puro, además de que trabajaría con energía renovable. Científicos chinos aseguraron que la chimenea podría reducir significativamente los índices de contaminación en las áreas urbanas del país, si se implementa de manera adecuada.

Básicamente, la estructura de concreto se encuentra arriba de una base abierta con techo de vidrio. Lo que sucede allí es que la radiación solar que toca la superficie del vidrio calienta el aire y hace que suba hasta la base de la torre. Allí, el aire pasa por una serie de filtros industriales antes de salir por la chimenea, donde es expulsado sin los agentes contaminantes.

Algunos científicos también se atreven a decir que el sistema es muy interesante, puesto que hasta el momento no se ha visto una acción de estas realizada en otros países. Además, pese a que no se han reseñado resultados de la chimenea, los expertos indican que la idea tendrá un efecto más que positivo.

El prototipo llamó la atención de varias personas en el país, incluso ya se está pensando en la construcción de una chimenea de 300 metros de largo en la misma ciudad, y se tiene pensado llevarse la idea para otras ciudades como Pekín, Hebei y Henan.

La torre estaría en capacidad de expulsar entre 5 y 8 millones de metros cúbicos de aire puro en un día de invierno, lo que podría disminuir en un 19 por ciento las concentraciones de sustancias nocivas en la ciudad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO