Dos ciénagas se suman a las áreas protegidas del país

10 de diciembre del 2017

Están ubicadas en Caucasia y Nechí, en Antioquia.

Dos ciénagas se suman a las áreas protegidas del país

Foto: Corantioquia

Una buena noticia en materia ambiental recibieron Caucasia y Nechí, municipios del Bajo Cauca, con la declaratoria de áreas protegidas sobre dos importantes ciénagas de esta zona de Antioquia.

En total fueron declaradas áreas protegidas 12.227 hectáreas de las Ciénagas El Sapo y Hoyo Grande. Para el gobernador Luis Pérez la decisión es muy importante porque con ella se controla la actividad excesiva de la pesca y se evita así la escasez de este alimento, posibilitando el futuro económico a los pescadores que viven de esta actividad.

Esta declaración es el resultado del trabajo articulado entre la Gobernación de Antioquia, Corantioquia y las alcaldías de Nechí y Caucasia, entidades que se aliaron para declarar a este como un Distrito Regional de Manejo Integrado.

¿Por qué son importantes las ciénagas?

Estas ciénagas son consideradas un ecosistema de vital importancia, no sólo para la región sino para el país, debido a la alta biodiversidad en fauna asociada a sistemas acuáticos que poseen, y el papel fundamental en la regulación hídrica de los caudales de los ríos Nechí y Cauca, que cumple gracias a su ubicación estratégica.

Además son consideradas por los pobladores como la “tierra de agua” debido a que son fuentes de provisión y sustento de las comunidades vecinas y las poblaciones ribereñas del río Nechí.

Alejandro González, director de la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia (Corantioquia), manifestó que con esta decisión aparte de proteger a las especies que habitan en estos cuerpos de agua, también se blindan para impedir otro tipo de actividades.

“Hay que decir que estas ciénagas tiene una presión muy grande por dos tipos de actividades productivas: una la ganadería de búfalos que son un riesgo por el peso de estos animales en términos de que estas ciénagas se sequen o alteren sus condiciones hídricas y la segunda son la minería”, indicó González.

Gracias a la declaración hecha sobre estas ciénagas, se podrán proteger especies como la tortuga morrocoy, el caimán aguja, el bagre rayado y el bocachico.

Con esta declaratoria ya son 213.337 hectáreas protegidas en la jurisdicción de Corantioquia, de las cuales 10 son distritos de manejo integrado, tres reservas forestales protectoras regionales y un parque natural regional.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO