La tortuga Carey y el cierre de Playa Blanca en Cartagena

16 de mayo del 2018

Esta especie se encuentra en peligro de extinción.

La tortuga Carey y el cierre de Playa Blanca en Cartagena

Preservar el ecosistema de la tortuga Carey para garantizar su reproducción es la razón más importante que tuvo en cuenta el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible para decretar el cierre de Playa Blanca en Cartagena, entre mayo y noviembre, aunque la medida tiene contradictores.

De acuerdo con el Ministerio, la tortuga Carey ha sido catalogada como una especie en peligro crítico de extinción según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), de ahí que las estrategias para garantizar su conservación son prioridad.

La Resolución 774 del 10 de mayo de 2018 es la que determina el cierre paulatino del sector norte de Playa Blanca en la isla de Barú, donde se desarrolla el proceso de anidación de esta especie que ha disminuido sus tamaños poblacionales en todo el mundo.

Andrea Ramírez, directora de Asuntos Marinos, Acuáticos y Costeros, y Édgar Rojas, asesor del Ministro, se reunieron con el alcalde de Cartagena Quinto Guerra para aclarar las dudas y socializar el acto administrativo por el cual se efectuará la medida de cierre de manera gradual y paulatina, quedando en firme la medida.

“Nos hemos reunido con funcionarios de Minambiente con el fin de conocer el acto administrativo mediante el cual se toman algunas medidas referentes al cierre paulatino de una franja de playas en Playa Blanca. Hemos acatado las disposiciones legales vigentes, estableciendo un compromiso y concertar unas acciones en 30 días a partir de comunicación oficial donde puedan desarrollar sin que la medida vaya en detrimento de los raizales de esa población”, expresó el alcalde de Cartagena.

Leer también: Playa Barú, paraíso de aguas cristalinas

Es por ello que la alcaldía comenzará a diseñar, a partir del próximo martes 22 de mayo de 2018, el plan de acción con el apoyo de las instituciones del gobierno nacional y local para establecer las estrategias que permitan recuperar el ecosistema de manera paulatina.

La medida se hace urgente, puesto que no se han concretado las acciones y las inversiones necesarias para enfrentar la problemática, entre las cuales resulta indispensable la construcción de la infraestructura para el control del ingreso marino y terrestre. Si bien se han hecho varias gestiones para conseguir los predios para el control terrestre, no ha sido posible materializar esta acción.

“Nos reunimos con el nuevo alcalde de Cartagena para socializar la medida que estamos implementando y acordamos que se debe hacer una implementación gradual de la misma a partir del momento en que se emita el acto administrativo. Para ello se acordó un plazo de 30 días para intervenir los 1.1 kilómetros en la zona norte de playa blanca”, expresó el viceministro de Políticas y Normalización Ambiental, Willer Guevara Hurtado, al referirse a la medida que deberá cumplir la Alcaldía para cuidar el hábitat de la tortuga carey que está en vía de extinción.

“Esta es una especie en estado crítico, el siguiente paso es la desaparición de la especie, de allí la importancia de protegerla. Según Parques Nacionales Naturales de Colombia, se tienen reportes de que en el año 2008 se encontraron 13 nidos de estas tortugas en el área norte de Playa Blanca, los cuales disminuyeron drásticamente desde el 2015 donde solo se encontró un nido por temporada, lo que refleja las dificultades de la tortuga para acceder a la zona de anidación”, señaló Guevara Hurtado.

Por su parte, el Ministro de Medio Ambiente, Luis Gilberto Murillo, aseguró que es una medida necesaria porque es necesario proteger a la tortuga Carey y su proceso de anidación. “Además de mantener el ecosistema y proteger a la especie, se garantiza un proceso donde las comunidades se pueden vincular y generar pagos por servicios ambientales, turismo articulado con el medio ambiente”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO