Ciudades ejemplares en sostenibilidad

Ciudades ejemplares en sostenibilidad

9 de noviembre del 2017

Con la firma del acuerdo de París en abril del año anterior, en el que los principales países potencias en materia económica y energética se comprometieron a realizar acciones para mitigar los efectos del cambio climático, son varias las ciudades que llevan una amplia ventaja en este rubro, ya que realizan prácticas amigables con el planeta desde antes que se firmara el acuerdo.

Ante las amenazas del calentamiento global y el cambio climático, ciudades como Zúrich, Vancouver y Ciudad de Singapur se han comprometido seriamente con el cuidado y protección de la tierra. A continuación les contamos qué acciones se están emprendiendo desde cada uno de estos lugares, y cómo estas con el paso del tiempo se han convertido en ejemplo de sostenibilidad.

Zúrich

Calificada en 2016 como la ciudad más sostenible del mundo y quizás la más importante de Suiza a pesar de no ser su capital, es uno de los grandes referentes en materia ambiental gracias a la implementación de energías renovables, la esperanza de vida de sus habitantes, prácticas de reciclaje, emisión de gases de efecto invernadero y por supuesto, los espacios verdes que se pueden encontrar en su interior.

Este modelo en materia ambiental fortaleció su lucha contra la contaminación y todos aquellos elementos que la producen gracias al cambio de flota en el servicio público e implementando una totalmente eléctrica, puesto que según estudios recientes una de las principales causas de muerte en Europa es el uso de vehículos que funcionan con gasolina.

Ciudad de Singapur

La capital del país que lleva el mismo nombre, ha sido una de las ciudades que ha decidido apostar por combinar tecnología y prácticas amigables con el planeta, conceptos que para muchos son incompatibles ya que consideran que el desarrollo tecnológico trae consigo la devastación de los ecosistemas.

La sostenibilidad en el uso del agua depende de cuatro ejes fundamentales como lo son el uso de aguas lluvia para su posterior tratamiento, la desalinización que consiste en tomar el agua del mar para extraer la sal y hacerla apta para el consumo humano, el reciclaje de aguas usadas y las importaciones de este líquido, siendo una de las ciudades con políticas claras y específicas en este ámbito.

Adicionalmente, se han creado grandes extensiones de árboles eléctricos que son capaces de abastecer de oxigeno a la región y servir como habitad de diferentes especies (aproximadamente 2.145 ejemplares de flora y 40.000 especies de fauna).

Vancouver

Esta imponente ciudad canadiense cuenta con un gran suministro de energía natural proveniente de fuentes renovables, con cerca de un 93% de material renovable la convierten en un gran referente en materia ambiental a nivel mundial.

El proyecto de esta ciudad pretende involucrar a todos sus habitantes a que se conviertan en amigos del medio ambiente, esto a través de unos incentivos basados en el reconocimiento y visibilización de sus acciones ante la comunidad. En este lugar hasta las edificaciones públicas son ejemplo en este rubro, ya que son las que menos energía consumen y reutilizan la mayor parte de sus desechos.

La soberanía alimentaria es un aspecto fundamental para el desarrollo ambiental de Vancouver, por esto, la producción de alimentos para su consumo interno es uno de los ejes fundamentales que les han permitido desarrollar su economía y ser ejemplo en diferentes partes del mundo en donde no creen en este tipo de proyectos.