¿Cómo el acceso a Internet ayudó a reforestar Caracolicito?

13 de septiembre del 2017

Un pequeño pueblo en el Cesar financió este proyecto gracias a un Kiosco Vive Digital.

¿Cómo el acceso a Internet ayudó a reforestar Caracolicito?

Caracolicito es un municipio en el Departamento del Cesar que recibe su nombre del árbol de Caracolí, típico de la región. Sin embargo, este bello paraje se estaba quedando sin árboles por diferentes proyectos que se realizan en la zona.

Danna Ovalle, una joven de apenas 15 años, apasionada por el medio ambiente, al ver esta situación no se quedó con los brazos cruzados y emprendió un proyecto que le cambiaría la vida a su comunidad gracias al acceso a la tecnología.

Con ayuda de su mamá, Milagros González, y varios compañeros de su colegio, puso en marcha la iniciativa ‘Un árbol más para el planeta’, merecedora de una beca otorgada por la compañía Disney en su convocatoria ‘Amigos por el mundo’.

“Este es un pueblo con muchos árboles, pero distintos proyectos de infraestructura requieren su tala. Además, el año anterior con el paso del huracán Matthew muchos fueron arrancados de la orilla del arroyo por la fuerza de los vientos. Danna, trabajó junto con sus compañeros por devolver esos árboles”, asegura Milagros.

Todo esto fue posible gracias al aprovechamiento de las herramientas tecnológicas del Kiosco Vive Digital de Caracolicito. Estos kioscos son puntos de acceso comunitario a Internet para los niños, jóvenes y adultos en las zonas rurales más alejadas de Colombia. Allí pueden conectarse a y recibir capacitaciones gratuitas en uso y apropiación de las TIC.

En Cesar hay 293 de estos puntos y en el país el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) ha instalado 6.972.

“En caracolicito no es normal tener Internet en las casas. Para acceder toca ir a los café Internet, que tienen horario limitado y son pagos. Pero gracias a MinTIC tenemos un Kiosco Vive Digital en el que pudimos trabajar para estructurar y presentar el proyecto en la convocatoria”, comenta la mamá de Dana, que también trabaja como Gestora del Kiosco.

Cuando Danna vio la los anuncios en televisión de ‘Amigos por el mundo’, no dudó en postularse. Recordaba las palabras de sus profesores acerca de proteger el planeta y cómo la deforestación puede afectar la vida de las personas y también de miles de especies animales.

Pensó inmediatamente en el pequeño huerto que tiene en su casa junto a su mamá, y surgió la idea de plantar árboles para proteger el entorno y la belleza natural de Caracolicito.

Fueron largas jornadas de trabajo en las noches en el Kiosco Vive Digital las que madre e hija pasaron realizando la propuesta que sería enviada a postularse a la convocatoria. Compañeros, docentes y padres de familia del colegio de Danna se fueron involucrando en el proyecto, entusiasmados con la idea de proteger el medio ambiente, y darle una nueva cara al municipio.

Este duro trabajo dio grandes resultados. El proyecto fue merecedor de 1.000 dólares que sirvieron como financiación para el proceso de reforestación. A diciembre de 2016 se plantaron más de 500 árboles a orillas del arroyo, un trabajo en el que trabajaron 20 niños, y que agradece toda la comunidad.

“Me llegó un correo por parte de las directivas de ‘Amigos por el mundo’, desde argentina. Al principio no lo podíamos creer. Sin la tecnología no hubiéramos accedido a estos recursos, pero ahora vemos los resultados, y cómo ha vuelto el verde a los entornos naturales del municipio”, comenta emocionada Milagros.

Y este trabajo sigue. La labor incansable de Danna, que sueña con ser algún día ingeniera ambiental, hace que cada vez que se presente la posibilidad, nuevos árboles sean plantados, generando un impacto ambiental positivo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO