Dióxido de titanio, elemento que está contaminando las playas

27 de agosto del 2018

Un nuevo estudio determinó que los bloqueadores solares destilan grandes cantidades de dióxido de titanio-TiO2-, elemento que contamina considerablemente las playas de todo el mundo. La investigación estuvo liderada por científicos que estudiaron playas del sur de Francia, y posteriormente expusieron los daños que causan los bloqueadores solares en el hábitat marino en la conferencia […]

Dióxido de titanio, elemento que está contaminando las playas

Un nuevo estudio determinó que los bloqueadores solares destilan grandes cantidades de dióxido de titanio-TiO2-, elemento que contamina considerablemente las playas de todo el mundo.

La investigación estuvo liderada por científicos que estudiaron playas del sur de Francia, y posteriormente expusieron los daños que causan los bloqueadores solares en el hábitat marino en la conferencia de geoquímica Goldschmidt en Boston.

La conclusión fue que el componente químico, que es el principal ingrediente de la crema debido a su eficaz protección contra los rayos ultravioletas o UV, podría ser tóxico para gran variedad de peces y de otros organismos acuáticos si se concentra o se expone por ratos prolongados en el agua.

Además, el investigador principal, el doctor Jérôme Labille, explicó que en una playa que puede recibir a cerca de 3.000 personas al día, estarían entrando al agua cerca de 68 kilogramos de los diferentes bloqueadores solares que existen, y de ellos, al menos el 5% de la crema sería dióxido de titanio, lo que representa casi dos kilos del elemento que va al mar diariamente, alcanzando en dos meses de verano al menos 54kg, lo que representa una cantidad significativa.

También señaló en que está claro que el dióxido de titanio es un contaminante, y por eso enfatizó en la importancia que se debe tener para reducir sus cantidades en las playas y en todos los medios acuáticos, donde podrían llegar a morir muchos peces y otras especies.

Ante esto, se refirió por otro lado a que los humanos no pueden dejar de usar sus bloqueadores solares para protegerse de los peligros de los rayos del sol. Por ende, aseguró que la responsabilidad de eliminar ese componente recae sobre los fabricantes y sobre los estados, que deberán reglamentar una medida que prohíba el uso de este material en playas.

Los investigadores midieron las concentraciones de TiO2 en tres playas cerca de Marsella (Francia) e investigaron a los bañistas sobre cuánto usaban protector solar y con qué frecuencia se metían en el agua.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO