Crisis ambiental, lo que nos deja el 2019

25 de diciembre del 2019

“Cada vez serán más evidentes los efectos climáticos más extremos”, Greenpeace.

Crisis ambiental, lo que nos deja el 2019

Pixabay

La ONG hizo un balance general de los desastres ambientales que azotaron al planeta durante este año. “La crisis climática es inminente y es producto de la explotación de nuestros recursos naturales. Cada vez serán más evidentes los efectos climáticos más extremos”, sostuvo Amanda Starbuck, directora de campañas de Greenpeace.

Las imágenes difundidas por la ONG demuestran cómo los impactos del cambio climático se han hecho presentes con crudeza en diferentes partes del mundo, con inundaciones persistentes y sequías extremas. A su vez, expusieron las consecuencias que la sobrepesca destructiva, la contaminación por plásticos, la explotación de combustibles fósiles, y la deforestación generan en los ecosistemas del mundo.

El 2019, según la organización, también fue un año clave para las movilizaciones globales que exigen acciones urgentes para mitigar el cambio climático, principalmente lideradas por jóvenes. Estas movilizaciones se extendieron hasta la COP25, que finalizó hace pocos días con resultados negativos. “La COP25 fue definitivamente un fracaso. Los líderes del mundo continúan postergando las medidas que deben ser tomadas con urgencia. Los ciudadanos del mundo están exigiendo, y cada vez con más fuerza, acciones de impacto para combatir el cambio climático”, mencionó Starbuck.

Según la ONG, la ambición climática de los países del mundo no es suficiente. “Expertos han establecido que si los países continúan emitiendo gases de efecto invernadero al ritmo que lo han hecho hasta ahora, no se llegaría a limitar la temperatura de la tierra incluso en 3°C, justamente el doble de lo exigido por la comunidad científica avalada por la ONU”, agregó la directora.

En Colombia, la contaminación plástica y la deforestación han sido dos de las problemáticas ambientales principales. “El corredor de conexión entre la Amazonía, la Orinoquía y la cordillera de Los Andes se está debilitando. El Parque Nacional Tinigua pasó de perder casi 3000 hectáreas de bosque primario en 2017 a aproximadamente 12000 hectáreas en 2018”.

Por otro lado, un nuevo informe de Greenpeace arrojó datos alarmantes sobre el consumo, uso, y contaminación por plásticos: cada hogar colombiano genera casi 4.5 kilos de basura al día y, cada 24 horas, solo en Bogotá se eliminan casi 6.300 toneladas de residuos. “De ese total de basura que diariamente se genera en Bogotá, el 56% corresponde a plásticos de distinto tipo. Es decir, casi el 60% de la basura diaria de Bogotá es desecho plástico. No hay componente más mayoritario en nuestra basura que el plástico”, dijo Starbuck.

Sin embargo, hay esperanza: en Colombia, el 2019 también fue el año en el que se aprobó la Ley Ana Cecilia Niño y se prohibió el asbesto. “Este proyecto se hundió siete veces por el lobby de la industria. Hoy ya podemos decir que el asbesto se prohibió finalmente en Colombia y que buena parte de la explicación tiene que ver con la voluntad, insistencia, compromiso y empoderamiento ciudadano. Hay esperanza”, finalizó Starbuck

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO