El grave estado de salud del último rinoceronte blanco

11 de marzo del 2018

De morir este ejemplar su especie quedaría al borde de la extinción

El grave estado de salud del último rinoceronte blanco

@OlPejeta

Una gran preocupación existe entre las organizaciones defensoras animales al conocerse el delicado estado de salud del último rinoceronte macho blanco del norte.

Sudán, como es conocido este ejemplar, está pasando por una delicada recaída en su salud, así lo indicó OI Pejeta, la organización que está al cuidado del animal. Según manifestaron una grave infección en una de sus patas lo aqueja.

Ante el delicado estado de salud del animal, un equipo de veterinarios de varios países de África supervisan durante las 24 horas al día la salud de Sudán, con el objetivo de lograr una mejoría en el animal.

Además de Sudán, en el mundo solo quedan dos hembras de su misma especie y la única esperanza para salvar de la extinción a este animal es la fecundación artificial, ya que este macho es demasiado viejo para reproducirse, por eso la organización ha emprendido la tarea de recoger recursos que permitan adelantar los estudios para lograr su reproducción.

Cabe mencionar que la caza furtiva de esta especie desde la década de los sesenta, hoy lo tienen al borde de la extinción, ya que sus cuernos tienen un alto valor económico en el mercado asiático debido a sus supuestas propiedades curativas y afrodisíacas.

Este rinoceronte blanco del Norte en la actualidad es custodiado por agentes del ejército de Kenia.

Dentro de los rinocerontes blancos hay dos subespecies: el del sur y el del norte. La subespecie del norte casi ha desaparecido y está declarada en peligro crítico de extinción. La situación de la del sur, sin embargo, ha mejorado tras años de protección y reubicaciones.

El blando es la mayor de las especies de rinocerontes que existen en la actualidad y el cuarto animal más grande del planeta.

Todas las cinco especies de rinocerontes restantes en todo el mundo se consideran amenazadas, según el grupo de conservación Save the Rhino.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO