El regreso del rinoceronte negro a Ruanda

5 de mayo del 2017

El rinoceronte negro regresa al país africano 10 años después de que se declarara extinto.

El regreso del rinoceronte negro a Ruanda

Foto: Shutterstock

Diez años después de que se declara extinto al rinoceronte negro por culpa de la acción indiscriminada de los cazadores en Ruanda, la organización African Parks, decidió reintroducir un grupo de 20 ejemplares al Parque Natural Akagera, los cuales irán llegando poco a poco durante las dos primeras semanas de mayo.

El rinoceronte negro volverá a tener una oportunidad en el país africano, el cual es considerado por expertos que debe ser su hábitat natural por las condiciones climatológicas y de suelos que reúne. El traslado se está haciendo desde Sudáfrica y para este se están teniendo en cuenta todas las medidas de seguridad pertinentes, como el traslado en aviones de carga adecuados, acompañamiento de cuidadores y veterinarios, y la verificación de la no presencia de cazadores en zonas aledañas a su sitio de llegada.

“Los rinocerontes son uno de los grandes símbolos de África. Sin embargo, están seriamente amenazados y en declive en muchos lugares de todo el continente debido al comercio de cuernos de rinoceronte muy lucrativo e ilegal”, señaló el jefe del parque natural, Peter Fearnhead en diálogo con medios de comunicación del país africano.

Durante la madrugada del 4 de mayo, se llevó a cabo el primer traslado, en el cual un grupo de diez rinocerontes llegaron sanos y salvos al parque natural, en donde un conjunto de cuidadores los esperaban para presentarlos a lo que será su nuevo hogar.

Rinoceronte negro una especie en peligro de extinción

En los años 70, era bastante común encontrar rinocerontes negros en la sábana del principal parque natural de Ruanda, su presencia significaba uno de los principales atractivos turísticos del país africano. Sin embargo, para esa misma época se empezaron a manifestar dos tipos de cazas: la deportiva y comercial, ambas igualmente nocivas para la especie.

La caza deportiva, consiste en que grupos de turistas visitaban los territorios del rinoceronte y los asesinaban por diversión, mientras que la comercial se realiza con el fin de extraer la piel y el cuerno del animal, elementos que son muy bien pagos dentro del mercado negro. En 2007 debido a esta caza indiscriminada fue cuando se dio el último avistamiento de esta especie en Ruanda.

Según cifras de la organización African Parks, en el mundo quedan menos de 5000 rinocerontes negros, la gran mayoría se encuentran en territorio africano, bajo la amenaza de los cazadores furtivos. Los planes de esta organización es repoblar y proteger esta especie que es de gran importancia para los ecosistemas africanos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO