Enmienda Kigali busca eliminar gas contaminante

Shutterstock

Enmienda Kigali busca eliminar gas contaminante

8 de enero del 2019

Con el objetivo de poder contrarrestar los efectos negativos del calentamiento global y reducir los gases de efecto invernadero, entró a regir la enmienda de Kigali, que busca la reducción de la producción y el consumo de los hidrofluorocarbonos.

Con esta medida se espera unir esfuerzos para reducir la producción de los hidrofluorcarbonos (HFC), que actualmente se usan en la refrigeración y acondicionamiento de aire de los sectores comerciales, industriales, domésticos y de este manera evitar que la temperatura del planeta presente un incremento de  0,4° C, en los próximos años.

Con la creación de esta enmienda, se espera que en los próximos 30 años, en el planeta se registre una disminución en al menos un 80% de los hidrofluorocarbonos, sustancias que aunque no generan graves daños a la capa de ozono, sí son peligrosos gases de efecto invernadero con un potencial de calentamiento global.

Las naciones que adoptaron la enmienda de Kigali deberán buscar nuevas alternativas para reemplazar a los HFC y rediseñar equipos de refrigeración que sean más eficientes energéticamente, pero que a su vez no se constituyan como una amenaza para el medio ambiente.

La enmienda de Kigali fue creada con el fin de que los países que hacen parte de ella puedan tener tiempo y oportunidades suficientes para reducir el consumo de los HFC de forma que se adapte a sus necesidades e intereses y para establecer sus propias prioridades.

Una de las primeras organizaciones en pronunciarse sobre esta implementación, fue la Organización de Naciones Unidas (ONU), quien señaló que esta medida se constituye en un importante paso para frenar el calentamiento global en la tierra.

Hasta la fecha 65 naciones del planeta han adoptado esta enmienda, entre ellas Colombia, luego de que el pasado mes de mayo, la Comisión segunda del Senado de la República aprobara el proyecto de ley que lo ratificó.