Al escarabajo estercolero le afectan químicos de la ganadería

Al escarabajo estercolero le afectan químicos de la ganadería

23 de febrero del 2018

El escarabajo estercolero hace bolas de excremento que transforma y luego entierra en los hoyos que él mismo construye. Esta actividad no solo airea y fertiliza el suelo, sino que evita la proliferación de moscas transmisoras de enfermedades y otros parásitos. Por eso, las funciones ecológicas que se traducen en servicios de regulación, fertilización y control biológico son tan útiles en la ganadería. 

En los potreros arbolados y sanos, los escarabajos procesan y desintegran con rapidez la boñiga. Sin embargo, en los últimos años, los ganaderos han observado una disminución de los escarabajos y la acumulación de las excretas en los potreros con consecuencias negativas traducidas en una menor producción de carne y leche.

Esta disminución podría estar asociada a algunas prácticas de la ganadería convencional. Una de ellas es el uso de medicamentos para el control de parásitos del ganado y los animales domésticos, que matan a los escarabajos o reducen dramáticamente sus poblaciones.

Múltiples estudios han mostrado los efectos negativos del uso generalizado de químicos en la agricultura, por ejemplo, la disminución de los insectos polinizadores a causa del uso de productos derivados de insecticidas que afectan el sistema nervioso de los insectos.

Esta es la razón por la que Colciencias y la Fundación Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (CIPAV) con el apoyo del Instituto Humboldt llevan a cabo un proyecto para evaluar los servicios ecosistémicos mediados por escarabajos estercoleros en sistemas ganaderos convencionales y silvopastoriles de tierras altas.

Un componente del proyecto contempla hacer ensayos de cría de especies de escarabajos en el laboratorio, precisamente con el fin de evaluar los efectos de los medicamentos veterinarios sobre las crías (larvas) y su ciclo de vida.

Para este fin se seleccionó una especie de escarabajo cavador (Onthophagus curvicornis), distribuido ampliamente en los potreros, con la intención de poder criarlo para futuras evaluaciones con dosis de drogas veterinarias y otras pruebas de toxicidad. La información resultante se utilizará en la formulación de políticas sobre el uso de drogas veterinarias en el país.

Hasta ahora, las evidencias preliminares del proyecto muestran cómo la diversidad y las funciones ecológicas de los escarabajos son mucho mayores en fincas con sistemas silvopastoriles, setos forrajeros y fragmentos de bosques circundantes, que en los sistemas convencionales sin árboles.

Otras actividades del proyecto han permitido la capacitación y sensibilización de ganaderos al respecto del valor de los escarabajos para sus fincas y el ambiente; de hecho, algunos campesinos han potenciado las bondades de los escarabajos en sus sistemas pecuarios.