Francia prohíbe la tenencia de orcas y delfines en cautiverio

Foto: Shutterstock

Francia prohíbe la tenencia de orcas y delfines en cautiverio

10 de mayo del 2017

El gobierno francés de la mano de diferentes movimientos ambientalistas y animalistas, estableció una serie de lineamientos para la tenencia y compra de delfines y orcas por parte de los parques de diversiones acuáticos. A partir de este mes, la compra y reproducción de estas especies en cautiverio, estará prohibida. Sin embargo, aquellos lugares donde posean estos ejemplares, los podrán conservar, siempre y cuando cumplan los requisitos para su tenencia y cuidado.

La noticia que alegró a cientos de personas que trabajan en el cuidado y protección de los animales, fue emitida por el Ministerio de Medio Ambiente de Francia a través de la creación de un decreto que establece normas básicas, las cuales son de obligatorio cumplimiento para quienes vean en los delfines y demás especies marinas, una posibilidad de lucrarse.

“Para asegurar la protección de las especies, mejorar su bienestar y suprimir el sufrimiento animal, queda prohibido mantener cetáceos en cautiverio”, aseguró Ségolène Royal, ministra de medio ambiente en diálogo con diferentes medios de comunicación en territorio francés.

La creación de este decreto, se da luego de que movimientos animalistas y protectores del medio ambiente, denunciaran malos tratos y uso de drogas contra los delfines y orcas, con el fin que realizaran malabares e interactuaran de la mejor manera con las demás especies y visitantes de los parques acuáticos del territorio francés.

Normas para proteger a los delfines y orcas

A partir de mayo, los parque que quieran seguir realizando sus actividades, deberán seguir normas básicas como: No adquirir más especies, no hacer uso de drogas en los animales con fines recreativos (solo lo podrán hacer con propósitos medicinales), aumentar el espacio de los estanques, prohibir el contacto directo entre las especies y los visitantes, y por último, los propietarios de estos parques no podrán utilizar cloro en sus piscinas.

Los parques tendrán hasta noviembre para adaptar sus complejos acuáticos a estas normas. Quienes se nieguen a cumplirlas o sean sorprendidos infringiéndolas serán sancionados con fuertes multas económicas y con el cierre de dichos establecimientos.