Greenpeace y su llamado a las movilizaciones

4 de diciembre del 2019

“La crisis es social, pero también medioambiental”, indicó la organización.

Colombia, paro, marchas, manifestaciones,

Greenpeace

Como una enorme oportunidad para ubicar los temas medioambientales y darles la prioridad que merecen dentro de la agenda política calificó Greenpeace el llamado a una jornada de movilización pacífica que se ha convocado hoy en el país.

“Nos parece valioso que la gente se manifieste pacíficamente para exponer sus demandas. La movilización social es un derecho fundamental puesto que permite la libre expresión de ideas. Los colombianos, tal como está sucediendo en distintas partes del mundo, están exigiendo su derecho a ser escuchados y que el gobierno actúe de forma concreta frente a las problemáticas sociales y ambientales que hoy afectan de manera profunda al país”, dijo Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia.

En este contexto, la ONG valoró que los temas medioambientales se han ubicado como una de las demandas más relevantes de los colombianos.

“En todo caso, no hay que extrañarse con esta situación, ya que la crisis que enfrenta el país es social, pero también medioambiental. Por lo demás, es cosa de mirar de qué manera los jóvenes colombianos y del mundo están desde hace bastante tiempo en las calles reclamando por la emergencia climática al mundo político que, de manera insólita, observa y trata los temas medioambientales como un asunto poco prioritario. La verdad es que la calle y la política hace rato que hablan idiomas distintos”, señaló Gómez.

Y agregó: “Por ejemplo, y pese a que la prohibición del asbesto era una necesidad urgente para salvar la vida de muchos colombianos, el lobby hizo que la decisión se aplazara por años en el Congreso. Si es que hoy se ha eliminado el asbesto es por la participación activa de miles de colombianos que le exigieron al Estado y al Congreso regular esta industria. Hoy la ciudadanía está exigiendo que suceda lo mismo con la industria del plástico, la ganadería, la del carbón y con otras cuyos efectos ponen en peligro la supervivencia del planeta. Es evidente que, sin presión, es muy difícil enfrentar cambios significativos en materia medioambiental”.

Desde Greenpeace destacaron que hay temáticas que deben ser prioritarias, como la declaración de emergencia climática, un plan ambicioso de transición energética que priorice las energías limpias, enfrentar la grave deforestación que vive el país, y detener la contaminación por plásticos que está inundando las costas y ciudades colombianas.

Greenpeace, además, valoró los espacios de diálogo que se han abierto con el Ejecutivo, lo que se concretó la semana pasada en un encuentro del presidente con diversas organizaciones medioambientales.

“Participamos de esa conversación con el presidente de la República y sus ministros, pero para avanzar en las cuestiones ambientales que demanda la ciudadanía se requieren acciones claras y ambiciosas. El gobierno tiene en sus manos la opción de generar cambios o dilatarlos”, explicó Gómez.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO