Herbario de Bogotá tendrá 20.000 ejemplares de flora

Alcaldía de Bogotá

Herbario de Bogotá tendrá 20.000 ejemplares de flora

29 de octubre del 2017

La administración distrital, buscando fortalecer la investigación y el análisis del material vegetal en la capital, inaugurará el próximo 30 de octubre el nuevo Herbario de Bogotá.

Este nuevo herbario tendrá la capacidad de albergar hasta 200.000 ejemplares y reunirá el trabajo de 32 años de investigación y la recolección de expertos que han logrado obtener 20.000 ejemplares de diferentes tipos de flora, que permitirá estar informado sobre la diversidad de formas y texturas de las especies, además de rescatar la flora y el patrimonio vegetal del país.

En Bogotá crecen cerca de 3.000 diferentes tipos de plantas medicinales, ornamentales, cosméticas, agropecuarias, medicinales, religiosas, tecnológicas, agroecológicas y ambientales.Pero por desconocerlas se están perdiendo cerca de 3.000 posibles soluciones a problemas domésticos o de salud que se presentan a diario.

Por eso, expertos del Jardín Botánico iniciaron una investigación en la que durante tres años recorrieron zonas veredales, y tras recolectar la información con los campesinos, compraron los nombres y usos de estas.

La documentación recolectada se consolidó en una herramienta abierta al público para que las personas puedan consultar nombres y usos de aproximadamente 1.580 registros que corresponden a 962 especies existentes en la ciudad.

Esta herramienta, que hace parte de la inauguración del nuevo Herbario del Jardín Botánico de Bogotá, estará disponible para toda la ciudadanía. La inauguración será este lunes 30 de octubre a las 3:00 p.m. en las instalaciones del Jardín Botánico de Bogotá.

La importancia de este herbario radica en tener representada y sistematizada parte de la biodiversidad vegetal, para posteriores estudios, análisis o investigaciones; cubriendo de alguna manera la necesidad de conocer la composición vegetal de algún grupo de plantas en estudio. Por otro lado las colecciones de trabajo permitirán mantener una amplia variabilidad genética de alguna especie in vivo, para estudios de caracterización morfológica y molecular en busca de alguna particularidad que potencialice su uso y se preserve en estado natural a través de los años.