Frailejones, el pulmón de los páramos

Frailejones, el pulmón de los páramos

1 de noviembre del 2017

Constantemente se hace alusión a la importancia de los páramos para el medio ambiente y la conservación de las especies del planeta. En este tipo de ecosistema se produce una planta llamada espeletia, conocido popularmente como frailejones y que se dan en mayor parte en países como Colombia, Ecuador y Perú.

Para muchos esta planta es difícil de identificar, sin embargo, cuenta con características especificas como su tronco grueso, hojas abundantes y muy velludas que se disponen en forma de espiral creando una roseta en la parte superior del tallo. Las hojas muertas a lo largo de éste, en lugar de caer, permanecen protegiéndolo, lo que permite su crecimiento y cuidado.

Los frailejones tienen la función de cuidar y mejorar el ecosistema donde habitan, asimismo ayudan a absorber agua presente en la neblina de los páramos y conservarla para su posterior uso. Son una gran fuente de alimento para múltiples especies como insectos, reptiles y pájaros, además muchos le han atribuido propiedades curativas, ya que se consideran capaces de eliminar tumores y otras dolencias del cuerpo.

Diferentes movimientos ecologistas han luchado para mantener lejos de los páramos actividades como la ganadería, ya que la presencia de este tipo de actividad económica en estos ecosistemas, causa daños irreversibles en los frailejones.

Es importante destacar que este tipo de planta puede tardar hasta 100 años en crecer, por eso la mucha constante de diferentes movimientos por cuidarla y protegerla de actividades comerciales.

Los frailejones son fundamentales ya que son claves en el proceso captar agua en época de lluvias y liberarla en tiempos de sequía, adicionalmente, permiten la circulación de agua que que posteriormente va a parar en los ríos y quebradas. Su proceso de filtro funciona a tal punto que permite que el liquido que sale de ellos sea apto para el consumo humano.

Los expertos recomiendan el fortalecimiento de políticas que permitan la protección de esta joya de la naturaleza de actividades como la minería, ganadería y agricultura. Además, de expandir el numero de áreas protegidas ya que algunos tipos de frailejones se encuentran en grave peligro de extinción.