¿Cuál es el estado de los ecosistemas colombianos?

18 de noviembre del 2017

Esto dice el más reciente informe de WWF-Colombia.

ecosistemas

Por primera vez se publica en Colombia, una revisión histórica de la transformación de los ecosistemas del país, así como un examen detallado del estado actual de la biodiversidad y de sus servicios ecosistémicos. Todo ello está contenido en el Colombia Viva – Informe 2017, realizado por la ONG ecologista WWF-Colombia a la luz de estudios elaborados por los más reconocidos centros de investigación e instituciones científicas del país.

El documento, además, presenta una propuesta concreta para encauzar a Colombia por una senda de desarrollo socio-económico incluyente, equitativo y bajo en carbono.

Hablar del impacto que tiene el ser humano sobre los ecosistemas y las consecuencias que ha traído el crecimiento de la población no es una novedad. Sin embargo, el análisis histórico de este suceso, sumado a la descripción de este impacto en los principales ecosistemas de Colombia, era una deuda que se tenía con el país; este es, quizá, el principal aporte de este informe.

Ecosistemas colombianos

En el país se han identificado 85 grandes tipos de ecosistemas y se calcula que 31,3% del área de estos últimos ha sufrido alguna transformación. Para nombrar un ejemplo: solamente entre 1985 y 2005, la tasa anual de pérdida de los ecosistemas de páramo alcanzó un 17%.

En el informe se nombran 20 ecosistemas (25% del total en el país) que se encuentran en estado crítico (CR) y 17 ecosistemas en peligro (EN, 21% del total). Sumados, conforman casi la mitad de los ecosistemas nacionales. Este alarmante deterioro de la base natural de recursos en el país compromete seriamente la supervivencia de muchas especies y limita la provisión de servicios que permiten la supervivencia y bienestar de los colombianos.

Especies amenazadas y vulnerables

De acuerdo con la información consignada en los Libros Rojos de Especies Amenazadas de Colombia, 2,22% de las especies presentes en el país se encuentran en una de las tres categorías de amenaza de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Peligro Crítico, Amenazada o Vulnerable).

De las 1.853 especies de plantas evaluadas, 665 (36%) se encuentran amenazadas de extinción. La situación de la fauna terrestre colombiana es también preocupante: de 284 especies de animales terrestres, 41 están en Peligro Crítico, 112 Amenazadas y 131 son Vulnerables. De avanzar estas tendencias, Colombia tendría que borrar de la lista de su biodiversidad especies de abejas que cumplen funciones críticas de los ecosistemas, o colibríes, paujiles, loros y monos araña, entre otros.

Por su parte, la mayor cantidad de especies animales amenazadas son peces. Las cuencas de los ríos Magdalena, Orinoco y Amazonas presentan signos claros de una declinación alarmante de sus pesquerías.

Las capturas en la cuenca del Magdalena disminuyeron casi 90% desde la década de 1970, los desembarcos pesqueros en la cuenca del Orinoco declinaron 85 % entre 1997 y 2009, y en la cuenca del río Putumayo el descenso registrado entre 1992 y 2009 fue cercano a 80%. El bocachico del Magdalena (Prochilodus magdalenae) o el bagre tigre (Pseudoplatystoma fasciatum) prácticamente han desaparecido de las cocinas de los colombianos.

El informe más allá de realizar un panorama completo sobre los ecosistemas colombianos, invita a las autoridades y ciudadanos a tomar las precauciones pertinentes con el fin de

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO