Expertos en fauna y flora atienden desastre de Ecopetrol

9 de abril del 2018

El Instituto Humboldt se unió a la labor de recuperar el ecosistema.

Expertos en fauna y flora atienden desastre de Ecopetrol

Ecopetrol

Como nueva medida de contingencia para atender el desastre ambiental causado por el derrame de 550 barriles de petróleo en el corregimiento La Fortuna de Barrancabermeja, en Santander, Ecopetrol anunció una alianza con el Instituto de Investigaciones de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt, con el fin de restaurar las condiciones ecosistémicas en el sector afectado por la emergencia ambiental que inició el 2 de marzo.

El Instituto, según informó la compañía, se encargará de definir la estrategia técnica y científica para recuperar la zona afectada. También tiene el propósito de garantizar la permanencia de una buena calidad de vida y de servicios en la región por largo tiempo, con énfasis en los componentes ecológico y socio-económico.

La primera medida adoptada es que un grupo de 30 investigadores visitó los puntos de control para verificar las condiciones del rescate de la fauna. Mauricio Torres, experto del Instituto Humboldt, aseguró que las labores de limpieza avanzan satisfactoriamente: “Ya no hay manchas de crudo flotando”, indicó.

El equipo también manifestó que los animales afectados por la contaminación con crudo de las aguas de las quebradas Caño Muerto y la Lizama, además del río Sogamoso, han llegado en buenas condiciones al Centro de Atención a la Fauna. Y, en cuanto a la flora, aseguró que “la mayoría de los árboles va a sobrevivir”.

El 98% de los 1600 animales rescatados y atendidos en dicho centro, que coordina la Fundación Cabildo Verde, ha sido liberado en la reserva natural de Sabana de Torres. En total se tiene un inventario de 7.371 árboles afectados.

Torres explicó: “Pudimos constatar que ha habido una labor muy extensa por parte de Ecopetrol. El proceso de restauración ya comenzó. Lo primero que se hizo fue contener el derrame y recoger gran parte del crudo […]. El bosque herbario ha sido limpiado en gran medida y ha habido una labor de rescate bastante extensa y dedicada. Fue una sorpresa muy grande porque ya comenzó la labor a la que nosotros le vamos a apuntar”.

Tras esta primera visita, los investigadores se encargarán de evaluar los aspectos hídricos, de suelos y de biodiversidad terrestre. Los análisis estarán enfocados en conocer la información disponible y evaluar en campo el estado de la fauna (peces, aves e invertebrados acuáticos) y de la flora, para luego establecer los lineamientos de restauración.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO