Deshielo en la Antártida y el peligroso aumento del nivel del mar

British Antarctic Survey

Deshielo en la Antártida y el peligroso aumento del nivel del mar

17 de junio del 2018

La velocidad en la que la Antártida está perdiendo hielo se ha multiplicado por más de cuatro en los últimos 25 años, según alerta una investigación internacional presentada en la revista Nature. Los resultados muestran cómo el deshielo se ha acelerado sobre todo en los últimos cinco años.

Lo más preocupante es que la Antártida contiene suficiente agua para elevar el nivel del mar 58 metros a escala mundial, es un indicador clave del cambio climático. por eso, desde 1989 se han realizado más de 150 cálculos de la pérdida de masa de hielo en la zona, y se ha llegado a la conclusión de que han aumentado los niveles mundiales del mar en 7,6 mm desde 1992.

Las dos quintas partes de este aumento (3 mm) se han producido en los últimos cinco años.

Según la investigación, los hallazgos son resultado de una evaluación climática conocida como el Ejercicio de Comparación de Balance de Masa de la Capa de Hielo (IMBIE, por sus siglas en inglés) y suponen la imagen más completa del cambio de la capa de hielo de la Antártida hasta la fecha.

Lo más preocupante es que desde el 2012 ha habido un fuerte aumento en el aumento del deshielo. Entre 2012 y 2017, el continente perdió 219 mil millones de toneladas al año, una contribución anual de 0,6 mm al nivel del mar, mientras que entre 1992 hasta 2012, el aumento era de 76 mil millones de toneladas por año, una contribución de 0,2 mm por año.

El aumento acelerado de la pérdida de hielo del continente en su conjunto es una combinación de la situación de los glaciares en la Antártida Occidental y en la península antártica, y un crecimiento reducido de la capa de hielo en la Antártida oriental.

Por su parte, la Antártida occidental experimentó el cambio más grande, con pérdidas de hielo de 53 mil millones de toneladas por año en la década de 1990 a 159 mil millones de toneladas por año desde 2012. La mayor parte proviene de los inmensos glaciares Pine Island y Thwaites, que se están derritiendo rápidamente debido a la fusión de los océanos.