Más de 1.600 árboles en riesgo han sido atendidos en 2017

Canal Capital

Más de 1.600 árboles en riesgo han sido atendidos en 2017

26 de junio del 2017

En lo corrido de este año, en la ciudad se han atendido 1.638 árboles por manejo del riesgo, de los cuales 487 fueron por caída o algún tipo de incidente. El cuidado de los árboles ha recibido una inversión de cerca de $2.385 millones, según indicó el Jardín Botánico.

Las especies que presentan mayor número de incidentes o eventos de emergencia en la ciudad son los pinos, eucaliptos, acacias y ciprés, de acuerdo con Claudia Marcela Serrano, jefe de la oficina de Arborización Urbana del Jardín Botánico.

“Estas especies, foraneas o introducidas, presentan mayor susceptibilidad de volcamiento, ya que en el espacio urbano no tienen cómo desarrollar la profundidad y equilibrio a nivel radicular que requieren. Adicionalmente, son objeto de podas antitécnicas y desproporcionadas que afectan la estabilidad de estos árboles”, resaltó.

Las emergencias con árboles como el eucalipto se dan porque aunque se vean hermoso, no son una especie nativa de la región; por lo tanto, pueden terminar dañando los suelos o disminuyendo las reservas subterráneas de agua, así que en lugar de sembrar ese tipo de árboles se siembran otros que sí son de la región como el Nogal, Cedro y Roble.

Lea también: Colombia y su estrategia para combatir el cambio climático

Estas siembras se hicieron en colaboración con la ciudadanía y se dieron en espacios públicos y privados. Las localidades donde más se han atendido este tipo de incidentes son: Teusaquillo (68), Fontibón (65), Usaquén (63), Engativá (38) y Kennedy (29). Se tiene previsto que en el transcurso de la Administración de Enrique Peñalosa se inviertan otros $3. 000 millones.

Los ciudadanos también pueden ser parte del cuidado de los arboles. Les mostramos algunos tips para identificar cuándo un árbol está en riesgo:

– Árbol seco o muerto en pie.
– Afectados por choque vehicular de tal forma que se afecta su estabilidad.
– Presenta pérdida de verticalidad o inclinación mayor a 40°.
– Presenta pudrición basal, afectando la estabilidad del individuo arbóreo.
– Ramas en riesgo de caída, con grietas o fracturadas.
– Árbol inclinado con evidencia de raíz levantada con montículo alrededor.
– Que tenga ramas grandes muertas en árbol.
– Cavidades o zonas de madera podrida en el tronco o ramas principales.

Con información de Canal Capital.