¿Por qué cae el granizo?

¿Por qué cae el granizo?

11 de octubre del 2017

En los últimos días en la fría Bogotá hemos visto caer granizo sin piedad. Esas pequeñas partículas de agua congelada molestas al oído hacen sentir como si el cielo se cayera a pedacitos. Y aunque a simple vista se sabe que son cristales de hielo, pocas son las personas que conocen la raíz de su formación y la razón por la cae.

En diálogo con Kienyke.com, el meteorólogo del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Juan Camilo Pérez explica:

“El granizo es una condición de precipitación sólida, que puede ir acompañado de una precipitación líquida (lluvia). Las condiciones propicias para que caiga están vinculadas a una fuerte radiación solar durante el día, es decir, unas altas temperaturas en la superficie. Esta condición comienza a generar aire cálido de poca densidad, el cual empieza a ascender fuertemente y a adquirir una velocidad vertical.

A medida que vamos ascendiendo a la atmósfera, la temperatura va disminuyendo impulsando consigo toda la nubosidad existente. Posteriormente este aire llega a las zonas más altas de la atmósfera en donde el agua en algunos puntos se encuentra a temperaturas por debajo de los cero grados centígrados y se comienza a congelar. En ese proceso de congelamiento las nubes no resisten tal peso y empieza a caer granizo”. 

El experto indica que esto fue lo que ocurrió en los últimos días en la ciudad. En el caso del día de ayer, se tuvo un fuerte aire en ascenso que impulsó toda la nubosidad que ingresó por el occidente de Bogotá provocando la caída de granizo. 

¿Cuáles son las zonas más propicias para la caída del granizo?

Por lo general, y según Pérez,  las zonas tropicales son las más propicias para este tipo de fenómenos, debido a que son zonas de baja presión donde el aire choca en superficie y comienza a ascender. Son zonas donde se crean más nubes y muy altas, sobre las que se generan granizadas. 

Por otro lado, la contaminación no solo crea lluvia ácida sino que también se encuentra contenida en cristales de hielo. Sin embargo, uno de los mayores peligros del granizo son los daños que pueda causar de acuerdo a su diámetro y peso. “Dependiendo del diámetro, el granizo puede causar diferentes daños. Se ha visto granizo con un diámetro de 2, 3 o 4 centímetros, ahí comienza a generar daños como perforar techos, tapar alcantarillado, o lastimar personas a quienes les caiga encima”, explica el experto en meteorología. 

Hasta el día de hoy, la bola de granizo más grande de la que se tiene registro, cayó en Nebraska (EE.UU) en junio de 2003, midió casi 18 cm de ancho por 48 de largo y pesó algo más de un kilo. 

Según Juan Camilo Pérez, para el día de hoy no se esperan tormentas de granizo en la ciudad.